Connect with us

Economía

Deuda externa de México alcanza niveles históricos, advierte Banxico

deuda externa de México
Foto: Especial

El endeudamiento externo de México se elevó a niveles nunca antes vistos durante el primer trimestre de 2019, según cifras del Banco de México, cuyo más reciente informe indica que el saldo de la deuda bruta externa aumentó 9 mil 519 millones de dólares respecto al trimestre previo, ubicándose en los 456 mil 251 mdd.

El banco detalló que este incremento exponencial de la deuda pública de México se da en el marco de la incertidumbre generada por la disponibilidad de los recursos necesarios para el financiamiento de los programas y proyectos de la actual administración, así como a las presiones sobre la nota crediticia soberana y de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Asimismo destacó que el principal motor del incremento, que “presenta claroscuros” al tiempo que “contribuye a prender algunos focos amarillos”, fue la adquisición de papel de deuda por parte de extranjeros, que fue emitido por el gobierno mexicano por un monto de 6 mil 715 mdd, acción que elevó su saldo a 115 mil 208 mdd al cierre de marzo de este año.

A este respecto, precisó que de acuerdo a normas internacionales a las que se encuentra sujeto el Banco de México, la tenencia en el extranjero de papeles como los Certificados de la Tesorería de la Federación (Cetes), Bonos denominados en Unidades de Inversión (Udibonos), Bonos de Desarrollo (Bondes), y otros instrumentos de deuda fija, deben ser considerados como deuda externa.

Por otra parte, Banxico enfatizó que el porcentaje más significativo del crecimiento de la deuda externa, resultado de la inclinación de agentes extranjeros por papel de deuda denominado en pesos, es un indicador de la confianza internacional por la bolsa mexicana, hecho que se traduce en una mejor manejabilidad del endeudamiento en vista de que el Estado cuenta con un mayor control sobre las finanzas públicas.

No obstante, de acuerdo con especialistas y analistas financieros, este incremento exponencial no deja de ser un tema preocupante debido a la volatilidad que puede tener este tipo de recursos, particularmente en lo referente al endeudamiento del gobierno federal y de las llamadas empresas paraestatales, mismas que aumentaron su tasa de endeudamiento en 2 mil 111 y 2 mil 185 mdd, para alcanzar los 97 mil 956 y 96 mil 877 mdd, respectivamente, entre enero y marzo del corriente.

Por su parte, los requerimientos financieros tanto del gobierno federal como de Pemex pueden presionar el resultado de las finanzas públicas en lo general. De ser así, y ante la estrategia momentánea de no llevar a cabo una reforma fiscal y con ello mantener bajo control el aumento en los bienes y servicios públicos, se podría “caer en la tentación” de incrementar los recursos a través del endeudamiento externo.

De acuerdo con agencias calificadoras, la perspectiva para las finanzas públicas se ve turbada por el considerable aumento de requerimientos de recursos para, por una parte, financiar los programas del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y, por otra, sacar adelante a Pemex. Asimismo detalló que el corto alcance del crecimiento económico puede contribuir a mantener la presión sobre los índices negativos de la calificación soberana de la deuda externa y de la principal empresa productora del país.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones