Connect with us

Deportes

Detienen a jugadores en España por arreglo de partidos

Detienen a jugadores en España por arreglo de partidos
Foto: Twitter

Seis jugadores profesionales de fútbol que militan en primera y segunda división de La Liga han sido detenidos por estar presuntamente vinculados con una organización dedicada al arreglo de partidos.

La organización investigada presuntamente obtuvo grandes sumas de dinero por medio de apuestas deportivas en partidos donde participaron los futbolistas involucrados además de algunos directivos, reportó la prensa española.

Entre los detenidos se encuentra como supuesto líder Raúl Bravo, quien surgiera del Real Madrid y que llegase a ser convocado a partidos internacionales representando a España junto al presidente del Huesca, Agustín Lasaosa.

El encuentro que detonó las sospechas sobre arreglo de partidos fue el Huesca-Nàstic (0-1), que tuvo lugar en la última fecha de la temporada pasada dentro de la segunda división de La Liga española.

En primera división de La Liga española el partido cuestionado, en la última fecha de la temporada que acaba de terminar, es el Valladolid-Valencia, que terminó con un marcador de (0-2). Según reportan medios españoles, fuentes cercanas a la investigación señalan que el Valencia no se encuentra involucrado en el arreglo de partidos, aunque Borja Fernández del Valladolid sí es investigado.

Te puede interesar: Cataluña condecora a Leo Messi

Otros involucrados son Carlos Aranda, ex jugador de varios equipos de primera división; Íñigo López Montaña, jugador del Deportivo La Coruña y ex jugador del Huesca, junto al jefe de los servicios médicos del Huesca, Juan Carlos Galindo Lanuza.

La investigación está siendo dirigida por el Juzgado de Primera instancia e Instrucción 5 de la capital de Huesca y ha sido nombrada como la operación Oikos.

El 27 de mayo de 2018 se disputó el Huesca-Nàstic y se suspendió la cotización de 30 de las 57 casas de apuestas que trabajan en España debido a que se detectaron cantidades inusuales de apuestas (aproximadamente 14 veces más de lo que se suele apostar en partidos de esa categoría), además de que primero se apostó fuertemente al empate y después del medio tiempo a la victoria del Nàstic, como finalmente ocurrió.

Según los responsables de la operación Oikos, el arreglo de partidos consistía en seleccionar al partido, preferentemente de las primeras o últimas fechas de la temporada. Las apuestas eran combinadas (parlays), donde no sólo se apostaba por el marcador al final, también al marcador al descanso junto a tiros de esquina, faltas y las sanciones a los futbolistas (tarjetas amarillas y rojas) y con esto la organización obtenía mayores ganancias.

Cuando el partido era seleccionado junto a la combinación de resultados, se buscaba a algún miembro del equipo (preferentemente el capitán) para negociar y pactar el resultado de la apuesta. Cuando se lograba el acuerdo, la apuesta era incluida por miembros de la organización con pagos por medio de tarjeta y al mismo tiempo realizaban el depósito a los jugadores cómplices.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones