Connect with us

Internacional

Denuncian violencia y agresiones sexuales contra migrantes en México

Foto: Cuartoscuro

Derivado de la implementación del programa “Protocolos de protección al migrante”, mejor conocido como “Permanecer en México”, la población migrante afronta en territorio mexicano cada vez más violencia, secuestros y violaciones sexuales.

De acuerdo Human Rights Watch, las ciudades fronterizas mexicanas que reciben a migrantes, Ciudad Juárez, Tijuana y Mexicali, están mal preparadas y son peligrosas para la estadía de los migrantes, lo que en gran parte ha constituido que dichos grupos sean constantemente vulnerados y no puedan recibir el debido proceso de las solicitudes de asilo.

La situación de por sí ya precaria por ser identificados como “no mexicanos” dentro de la comunidad, se profundiza aún más por la grave escasez de espacio dejando a quienes no alcanzan lugar en los refugios, prácticamente en la calle y donde repetidamente son víctimas de diversos delitos, como secuestro, agresión sexual y violencia.

Entre las entrevistas que el grupo de derechos humanos realizó a migrantes se constató que pese a que el gobierno mexicano se había comprometido a otorgar visas de trabajo y estadía, en ningún caso se ha cumplido e incluso los refugios humanitarios ya son rebasados 11 a 1, es decir que por cada 11 migrantes que necesitan habitación, sólo a 1 se le otorga.

También te puede interesar: Presuntos federales secuestran y violan a migrante hondureña

Por otra parte, los abogados que llevan los procesos de asilo en Estados Unidos han referido los problemas no solo por la magnitud de las personas solicitantes, sino por el simple hecho de que el proceso se dificulta por la falta de identificaciones, una dirección fija o teléfono con el cual mantener contacto con los defendidos.

Para el caso de la identificaciones, el grupo logró comprobar la retención de documentos por parte de los oficiales de la patrulla fronteriza, quienes al detener a los migrantes les retiran identificaciones, dañando la estancia en México y los procesos legales en Estados Unidos.

La situación es aún peor para las mujeres o adultos que viajan con niños pues no pueden comprobar que el menor es su hijo.

Protocolos de Protección a Migrantes o Permanecer en México

“Permanecer en México” es un programa implementado desde enero, el cual obliga a los migrantes que llegan a EU a solicitar asilo a regresar a territorio mexicano para esperar la resolución de cada caso, que incluso puede llegar a tardar hasta 1 año. Dentro del programa se contemplaba que los migrantes podría acceder a trabajo y vivienda garantizada.

La ciudades fronterizas que han sido dispuestas para esos fines, han recibido hasta el 24 de junio: 15 mil 079 personas, en su mayoría de origen Hondureño, de Guatemala y de El Salvador. Dentro de la cifra se contabilizan a 4 mil 780 niños con padres y al menos 13 embarazadas.

Con la ampliación del programa a todas las ciudades fronterizas, producto del reciente acuerdo entre el gobierno mexicano y el encabezado por Trump, se espera que ese número se cuadruplique para llegar finalmente a que México reciba cerca de 60 mil personas migrantes.

La devolución que comenzó en 29 de enero con el regreso de migrantes a Ciudad Juárez, ha dispuesto a la ciudad fronteriza de Chihuahua a ser la que recibe mayor número de solicitantes y por ende es la ciudad donde el grupo comprobó mayor número de violaciones a derechos humanos.

Un caso frecuente en Juárez ha sido el secuestro de la población migrante, quienes piden a sus familiares depósitos con el fin de dejar en libertad a las víctimas.

Este fue el caso de Kimberlyn, una mujer de 23 años de origen hondureño, que contó a la organización que el pasado mes de abril, cuando regresaba de su primera audiencia, fue víctima de secuestro por parte de un taxista que la retuvo a ella y a su hija por unas cuantas horas hasta recibir un depósito de 800 dólares.

El programa ya ha sido impugnado en territorio estadunidense por diversas organizaciones de derechos humanos, quienes argumentan que el programa viola Ley de inmigración y nacionalidad de los E.U. y las obligaciones de los E. U. en virtud del derecho internacional de los derechos humanos de no devolver a las personas a lugares donde corren grave peligro.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones