Connect with us

Internacional

De «golpistas» califica Daniel Ortega a obispos de Nicaragua

Daniel Ortega
Foto: Twitter/ teleSUR TV

«Me dolió que mis señores obispos tuvieran esa actitud de golpistas», dijo el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, durante un discurso ante sus simpatizantes reunidos por la conmemoración del 39 aniversario de la Revolución sandinista, en la ciudad de Managua.

La Conferencia Episcopal, quien se había convertido en mediadora y testigo del diálogo nacional debido a la crisis política y social vivida en Nicaragua, propuso a Ortega hace unos meses adelantar las elecciones generales para el 31 de marzo del 2019, sin que él pudiera presentarse a la reelección.

Incluso, la Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este miércoles 18 de julio, una resolución que pide a Ortega apoyar «un calendario electoral», con el mismo fin que el del episcopado.

Sin embargo, desde el inicio de las protestas en el país, el gobierno de Ortega acusó a la Iglesia de apoyar a los «grupos violentos» o al «terrorismo golpista» que buscaba derrocar al mandatario, y hasta lo calificó de «una conspiración armada» financiada por Estados Unidos.

Aunque, el roce más notable entre la Iglesia y el gobierno se dio hace unos semanas, en un episodio de violencia protagonizado por obispos católicos (el Nuncio Apostólico, el Arzobispo de Managua y el Obispo Auxiliar de la capital, Mons. Silvio Báez) en Diriamba, Carazo, que fueron atacados junto a periodistas por hombres encapuchados, que se presume eran simpatizantes del presidente. En ese momento, la institución religiosa condenó enérgicamente los hechos.

«Desgraciadamente, siempre se impone la línea de la confrontación y no la línea de la mediación», aseveró el líder nicaragüense en su discurso. Mencionó que los obispos no escucharon ambas partes en el conflicto, y que de hecho tomaron partido al formar parte de la oposición. Afirmó que aparecieron con un ultimátum: «Un golpe de Estado querían provocar en Nicaragua».

Por su parte, los religiosos invitaron este viernes 20 de julio a un día de ayuno y oración en el que se rezará una oración de exorcismo a San Miguel Arcángel en desagravio por las profanaciones de estos últimos meses contra Dios por la violencia en la nación.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones