Connect with us

Nación

Aumento de migración y remesas revelan creciente dependencia de EU: IDIC

aumento de migración y remesas
Foto: Especial

El aumento de la migración y las remesas revelan que durante los últimos cincuenta años, ninguno de los diversos modelos económicos implementados por México ha llevado a la construcción de una Sociedad de Bienestar, advirtió el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico A.C. (IDIC).

En su informe Remesas: el amargo rostro de la dependencia social y económica de México, publicado este miércoles, el organismo detalló que a lo largo de medio siglo todos los modelos de política económica mexicana han fallado debido a que no han conseguido elevar el nivel de crecimiento económico de forma paralela a la creación de empleo formal para la equitativa distribución de la riqueza, objetivo básico “que todas las naciones desarrolladas han considerado estratégico”.

Durante los primeros siete meses del año han arribado a México al menos 20.5 millones de dólares en forma de remesas, cifra que en contraste con los 33.7 mil mdd —cerca de 700 mil millones de pesos— reportados a lo largo del 2018, lo que representa un incremento del 7.4 por ciento respecto a lo registrado en el mismo periodo del año pasado.

De acuerdo con información del IDIC, la creciente entrada de remesas muestra, por una parte, la elevada y creciente dependencia económica de México, particularmente hacia Estados Unidos y, por otra, su magnitud hace patente la fragilidad y las fallas del modelo económico aplicado durante los últimos 50 años.

“La remesas son causadas por el crecimiento económico mediocre exhibido durante décadas. Muestran el tamaño de la deuda histórica que el Estado mexicano tiene con la sociedad mexicana”, apunta el informe preparado por el Instituto.

Durante este periodo, detalló el IDIC, mientras millones de personas no encontraron respuesta a su pobreza y precariedad socioeconómica en el país, el Estado y su política económica no tuvo la capacidad para generar crecimiento y empleo formal digno. Lo anterior explica que la solución al problema haya sido encontrado en la migración, siempre al margen de la política económica oficial.

“Los migrantes, la mayoría ilegales, no utilizaron el marco institucional creado por la política pública nacional: el modelo económico les falló al no generar crecimiento”, pormenoriza el documento, que a la par subraya el papel de las remesas en la fractura del tejido social nacional, urdimbre entendida como las numerosas familias que se fragmentan en búsqueda de oportunidades de empleo y remuneraciones de difícil acceso en el país.

“En Estados Unidos, los mexicanos, aun los ilegales, tienen una ocupación laboral que les permite recibir entre 10 y 15 dólares la hora. La señal es clara: ningún programa de apoyo social tendrá la capacidad de generar un ingreso económico similar”, advierte el IDIC.

Otro elemento a considerar, remarcó el organismo, es que el problema de México no es la falta de oportunidades, sino el empleo informal, que se ha convertido en la salida natural al problema que las políticas económicas el Estado no han logrado satisfacer; sin embargo, la informalidad se complica toda vez que se practica a través de la precariedad laboral y la falta de prestaciones laborales.

“Los 33.7 mil millones de dólares que llegaron a México como remesas representan una señal del elevado costo social que se paga cuando la economía mexicana no crece o más aún cuando entra en crisis”, subraya el Instituto, que ha insistido sobre el impacto de un crecimiento que se encuentre por debajo del 4 por ciento, o de su total estancamiento, toda vez que ello implica suspender la creación de entre 250 y 750 mil empleos formales; pero eso no es lo más preocupante, aseguró el IDIC: la deuda social y la dependencia hacia Estados Unidos se elevan cada año que México no crece más del 4%.

“Los mexicanos deben encontrar ocupación en la informalidad o en la migración. Cuando es ocurre, aumenta la deuda social de Estado con la población mexicana”, describió la instancia, para la que el sector industrial y los servicios de alto valor agregado son los únicos que tienen la capacidad para crear empleo formal con sueldos y prestaciones competitivos a nivel internacional, ante un Estado que por sí solo no cuenta la capacidad financiera para dar un apoyo económico equivalente a lo que representan la remesas.

“Se deben crear empleos pertinentes no solo para el presente; es prioritario generar oportunidades laborales en áreas tecnológicas y de servicios de alto valor agregado”, destacó al respecto el órgano examinador de la industria y el desarrollo económico en México.

Finalmente, el IDIC detalló que la aplicación de medidas que no se encuentren alineadas a una verdadera estrategia de política industrial integral, se enfrenta a un elevado riesgo de no alcanzar el éxito deseado, “particularmente ante la deuda histórica de bajo crecimiento”, así como por la “profunda desaceleración económica” que actualmente atraviesa el país.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones