Connect with us

Internacional

AMLO y Pedro Sánchez apoyan diálogo ante crisis en Venezuela, aunque con diferencias

AMLO y Pedro Sánchez sostuvieron una plática en la cual trataron el tema de Venezuela
Foto: Francisco Mendoza

Esta tarde durante el mensaje que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador y el presidente del gobierno español Pedro Sánchez se tocó el tema del conflicto político que se vive en Venezuela. Ambos mandatarios, emanados de partidos identificados con la izquierda de sus respectivos países, expresaron su opinión durante la semana pasada, dejando entrever similitudes, pero con diferencias respecto a una posible intervención, por lo que la reunión del día de hoy era percibida como un momento clave en que los países hispanos pudieran lograr una opinión en común.

El presidente Pedro Sánchez comentó que de ninguna manera esta crisis en Sudamérica afecta la relación bilateral entre México y España, ya que sus lazos históricos trascienden este tipo de situaciones. Además, en el aspecto económico, señaló que la Unión Europea cuenta con pocos acuerdos estratégicos con naciones en el mundo, siendo México uno de los casos.

Sin embargo, comentó que pese a que el gobierno español no tiene interés alguno en poner o deponer gobiernos de otras naciones, en el caso de Venezuela era necesaria una salida a la crisis política, social y económica del país sudamericano mediante métodos democráticos, especialmente con la realización de elecciones limpias y transparentes. La situación, dijo, no puede ser desestimada dado el éxodo masivo de venezolanos que han decidido buscar las oportunidades que no encuentran fuera de su país de origen.

España, comentó Sánchez, en el marco de la UE busca salvaguardar una posición común fundamental frente al caso de Venezuela, buscando la construcción de un “grupo de contacto” formado por países europeos y latinoamericanos que puedan propiciar un diálogo para que se lleve un proceso de elecciones con todas las garantías para que el propio pueblo venezolano encuentre una salida a sus problemas.

Su intervención sobre el tema culminó tras mencionar que tanto Macron, Merkel y él, mandatarios de Francia, Alemania y España, respectivamente, pertenecen a tendencias políticas distintas pero se han puesto de acuerdo para formar una opinión común, porque la coyuntura solicita a todos que sean conscientes del sufrimiento del pueblo venezolano, por lo que hizo un llamado a la oposición de su gobierno para que acepte que la política exterior es “de Estado” y solicitando su apoyo al gobierno de España para poder ayudar a resolver la crisis que afecta como país hermano de Venezuela.

Te puede interesar: AMLO cantinflea sobre beneficios a bancos españoles en México

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) volvió a insistir en que México, por su tradición política, sustenta la no intervención y la autodeterminación de los pueblos, ejerciendo preferentemente una política que contemple la solución pacífica de las controversias dado que ellos están por la búsqueda del diálogo, llegando a acuerdos sin el uso de la fuerza y la no violencia, creyendo que en este último punto, tienen una coincidencia con el gobierno español puesto que también está haciendo un llamado al diálogo de las partes involucradas.

Confirmó que de ser solicitados como mediadores entre las dos partes del conflicto, estarían en las condiciones de participar en este ejercicio, argumentando que el diálogo siempre deja “buenos frutos” y es parte de la democracia. Agregó que la no confrontación permitirá que los mismos venezolanos sean quienes exploren nuevas salidas a la crisis, pero que su gobierno no correspondía el papel de reconocer o desconocer a los gobiernos extranjeros.

Según declaró el mandatario mexicano, es Marcelo Ebrard el mandatado para la función de explicar la postura actual que ha tomado la política exterior mexicana, a diferencia de la que se ejerció durante el sexenio de Enrique Peña Nieto junto al Grupo de Lima durante los últimos años. Ante ello, volvió a insistir que el comportamiento de la actual diplomacia mexicana tiene un origen histórico, siendo Benito Juárez uno de esos fundamentos bajo su frase de que “entre los individuos como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Finalmente, dijo que esta posición también es realizada por razones de geopolítica, dado que no quiere que gobiernos ajenos intervengan en asuntos que solo competen a México y que por eso deben ser cuidadosos.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones