Connect with us

A Fuego Lento

AMLO no se aventaría el paquete de meter a Manuel Velasco al gabinete. . . ¿verdad?

Foto: Twitter

La llegada de Manuel Velasco a la Secretaría del Medio Ambiente, algo que más de uno ya da como un hecho irreversible, sería el error de Andrés Manuel de cara a su informe de gobierno/conmemoración del primer aniversario de su victoria electoral el año pasado. Una movida que públicamente restaría mucho más de lo que sumaría, pero que, no por esto, deja de ser posible. Al presidente, después de todo, le fascinan los retos.

La cercanía al Güero Manuel Velasco le ha valido críticas a Andrés Manuel solo comparables con las que recibió cuando anunció su alianza con el PES para las elecciones del 2018. Aunque se ha pasado por alto el hecho de que Morena se ha aliado con el Verde, el partido del Güero, así como que fue la misma bancada de Ricardo Monreal la que le permitió al senador-gobernador regresar a Chiapas para, en términos prácticos, ser su propio sustituto.

También en La Hoguera: Josefa González-Blanco renuncia a la Semarnat

Andrés Manuel y Monreal lo habían tenido castigado por las pifias que el Güero se aventó en esas últimas semanas al frente del estado, como blindarse con seguridad personal a costa del erario local por los próximos 10 años. Si se le suma la política presidencial de paridad en el gabinete, no cuadra del todo que, de la nada y en medio de su primera gran crisis presidencial, se premie a tan oscuro personaje con una silla en la corte de la 4T.

Vamos, ¿con qué cara el presidente podría volver a poner pie en Chiapas cuándo vendió a Rutilio Escandón como el gran resuelveproblemas a todos los males que el Güero hizo, deshizo y dejó en el estado? Chulo se verá hablando de no mentir, no robar y no traicionar al pueblo habiendo protegido al nieto de su amigazo Fernando Coello y respaldando un nuevo gobierno que no tiene ni pies ni cabeza.

Tal vez te puede interesar: Patricia Bugarín renuncia a la subsecretaría de Seguridad

Contra toda lógica, los allegados al Güero ya cacarean que se van a Mérida, próximo hogar de la Semarnat, en donde su primera gran misión será dejar todo planchado y listo para el arranque de los trabajos del Tren Maya y Dos Bocas. Silenciando cualquier crítica u oposición en lo que al medio ambiente respecta, y argumentando la experiencia de Velasco al ya haber gobernado (dicen) el estado más importante del sureste.

Te podría interesar: Renuncia de #GermánMartínez: así reaccionó el mundo de la política

Silencio es lo único que ha salido de Presidencia, por lo que Andrés Manuel hará lo mismo hasta que el anuncio sea incontenible. Ahora solo resta esperar, encomendándose a la necesidad del presidente de siempre contar con el factor sorpresa para que cambie de opinión antes de que debamos aprender a decir “secretario Manuel Velasco”. Quién sabe, tal vez hasta se le ocurra subir al gabinete a la ‘experta en contaminación’ Claudia Sheinbaum.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones