Connect with us

A Fuego Lento

Golpe avisa, Claudio

Golpe avisa, Claudio
Foto: Cuartoscuro

Claudio X. González jr., el primer mexicano de Mexicanos Primero, se ha puesto la meta de enfrentar a Andrés Manuel desde todos los sectores que el presidente ha denunciado como símbolo del periodo neoliberal. Como es su fuerte, ha recurrido a sus siempre eficaces asociaciones civiles para pegar donde duele, en los dudosos aliados de Andrés Manuel.

Ahora, toca el turno del presidente. Luego de que Mexicanos Contra la Corrupción pusiera bajo la lupa a Carlos Lomelí, uno de los varios aliados de pasado turbio que se sumaron al bote de la 4T al cuarto para la hora, y a su farmaco-fortuna con cargo al presupuesto, Andrés Manuel está listo para pegar de regreso. Prueba de ello son las pequeñas señales que ha dado en las mañaneras aludiendo a la polémica.

Claudio no puede decir que las advertencias no han estado ahí. Luego de que Mexicanos Contra la Corrupción se hiciera presente en la mañanera del miércoles, Andrés Manuel desestimó a aquellas organizaciones de la sociedad civil que dicen hacer acciones de transparencia, “pero las empresas que las financian no pagaban impuestos”. Algo que, por si solo es un comentario más del ciudadano presidente.

La segunda llamada llegó este viernes, cuando Andrés Manuel negó haber filtrado a Reforma los nombres de reporteros pagados durante el sexenio de Peña Nieto, recordando que el mismo diario filtró otra lista con las empresas que recibieron estos beneficios fiscales. Criticando que Reforma actuara de manera parcial al no publicar los nombres de sus ‘amigos’. Los cuales, dijo, sabe que tampoco pagaron impuestos “porque yo también tengo la lista”.

Como dijo una vez el presidente: “cuando yo digo algo aquí, es porque tengo las pruebas”. Dos llamados en menos de 3 días no son cosa para tomar a la ligera. Cierto es que quien pega primero, pega dos veces. Pero también es verdad que el golpe avisa, Claudio. En una de esas, la lucha contra la corrupción termina llevándose al mexicano primero.

La mano (derecha) de Meade alcanzó Palacio

De las pasarelas de figuras que han entrado a Palacio Nacional desde la llegada de Andrés Manuel, hoy destacó la discreta visita de la mano derecha de Pepe Meade. La senadora del PRI —que no priísta— Vanessa Rubio se presentó en el histórico edificio que alberga lo mismo a la Secretaría de Hacienda que a la Presidencia de la República. Siendo la primera de donde salió con el objetivo trunco de llegar a la segunda de la mano del candidato del PRI —que no priísta—.

Vanessa transitó por los pasillos que no le deben resultar extraños por más tetransformación que les ocurra. Siendo ahí donde anidaron las aspiraciones de Meade por La Grande desde que fue secretario de Hacienda con Calderón y de nuevo con Peña. Siendo ambos nombres antagónicos a Andrés Manuel porque “nos robaron dos veces la Presidencia”, ¿qué hacía ahí la mano derecha del penta-secretario neoliberal?

No, Vanessa no acudió a una cita con el secretario Urzúa, como uno esperaría de una integrante de la Comisión de Hacienda del Senado. No, Vanessa nunca se anda con segundos al mando ni medias tintas. Mucho menos cuando se trata de asuntos de Palacio. Ella fue directamente a las habitaciones presidenciales a reunirse con los asesores de Andrés Manuel, mientras este no estaba, curiosamente.

¿Los temas tratados en esta reunión, celebrada luego de que el INEGI confirmara la cachetadita económica del -0.2%? Principalmente, la agenda que Morena buscará impulsar en el Senado durante el próximo periodo. Particularmente, en el tema fiscal, en donde una reforma podría estar asomándose pese a que Andrés Manuel asegure lo contrario. ¿Por qué tratar con Ricardo Monreal o con el priísta converso Alejandro Armenta? Si las puertas de Palacio siempre serán abiertas cuando toque la mano derecha de Meade.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones