Connect with us

Metrópoli

“A nosotros nos corresponde terminar la L-12; a la Fiscalía investigar”, afirma Sheinbaum

Se trabaja para que la L-12 sea totalmente segura, afirma Claudia Sheinbaum
Foto: Especial

Luego de concluida la audiencia en la que un juez de control dictó medidas cautelares consistentes en ir a firmar cada mes y no poder salir del país a ocho de los 10 imputados por su relación con el desplome de un tramo de la parte elevada de la Línea 12 del Metro que causó la muerte de 26 personas y la lesión de 100 más, la jefa de Gobierno dijo que la Fiscalía está haciendo su trabajo, mientras que a su gobierno le corresponde terminar la rehabilitación de la también llamada Línea Dorada.

En conferencia de prensa tras concluir el Encuentro Nacional de Zonas Metropolitanas Sheinbaum Pardo aseguró que habrá justicia en el tema del derrumbe del Metro pues para ello la Fiscalía General de Justicia de la Ciudad de México, a cargo de Ernestina Godoy Ramos, está haciendo el trabajo que les corresponde.

Durante la audiencia que inició este jueves y concluyó la madrugada del viernes, el Ministerio Público imputó los delitos de homicidio y lesiones culposas a 8 de los 10 exservidores públicos involucrados en el diseño y construcción de la Línea 12 del Metro –a dos se les difirieron las audiencias porque uno alegó tener síntomas covid-19 y otro porque cambió de abogado—, pero el juez determinó imponer únicamente medidas cautelares dejando para el martes 20 la finalización de la audiencia para resolver la vinculación a proceso.

Te puede interesar: Exfuncionarios vinculados a desplome de L-12 libran prisión por ahora, pero no podrán salir del país

Por ello, el abogado de los imputados, Gabriel Regino, afirmó que sus clientes podrán seguir el proceso en libertad, además de confiar en que el martes se ratificarán las medidas cautelares de únicamente ir a firmar y no salir del país, acciones que dijo fueron porque ellos “siempre han dado la cara”.

Mientras que el defensor de las víctimas, Teófilo Benítez, calificó la decisión del juez como “vergonzosa e irrisoria” pues indicó que los delitos imputados ameritan una pena mínima de 48 años de prisión, por lo que dijo que “deja a la sociedad haga su juicio y conciencia de la clase de juzgadores que tenemos”.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones