Connect with us

Nación

“Meade quedó fuera”: la estrategia del PAN

Foto: Twitter/ Damián Zepeda

Para Acción Nacional, “se acabó el dilema entre continuidad o cambio; el PRI está fuera de la contienda”, y de acuerdo con el discurso que buscan posicionar, la disputa por la presidencia de la República es entre el panista Ricardo Anaya, de la colación Por México al Frente, y Andrés Manuel López Obrador, de Juntos Haremos Historia y puntero en las encuestas.

“Ante la caída de Meade en las preferencias, la gente elegirá el tipo de cambio que busca”, aseguró Damián Zepeda, presidente de Acción Nacional; dijo que el candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya, será el verdadero “rival de AMLO” en las elecciones.

“El dilema de la elección es sobre qué tipo de cambio se desea para el país, un cambio con visión de pasado, que representa Andrés Manuel Lopez Obrador, o bien, un cambio con visión de futuro, representado por Ricardo Anaya y la Coalición Por México al Frente”, sentenció ayer durante un evento en su gira de trabajo por Oaxaca.

Pero la postura no es nueva. Arrancó la semana pasada.

El domingo 29 de enero, Damián Zepeda inició el posicionamiento de esta estrategia. En esa ocasión, sin mencionar nombres de casas encuestadoras ni números específicos, el blanquiazul sostuvo:

“El candidato de Morena ya se estancó, ya no crece, mientras que el candidato del PRI, definitivamente, ya se desfondó”, agregó.

“La potencia electoral de la Coalición por México al Frente es indiscutible. Su precandidato, Ricardo Anaya, es el único que ha crecido. Vamos a ganar la Presidencia de la República y, además, el Frente obtendrá la mayoría en las Cámaras de Diputados y Senadores”, mencionó sin citar los estudios que sustentaban la afirmación.

Curiosamente, la declaración del dirigente panista sobre tendencia electoral se dio un día antes de que se publicara el estudio de Buendía&Laredo, difundida por el diario capitalino El Universal, que dibujaba un escenario semejante al adelantado por el panista: el desplome de José Antonio Meade.

De acuerdo con la encuesta de Buendía&Laredo, publicada el lunes 30 de enero, el precandidato presidencial del Frente (PRD, PAN, MC), Ricardo Anya, apareció con 26 puntos en las preferencias de voto; mientras José Antonio Meade, aspirante de Todos por México (PRI, Partido Verde, PANAL), se quedaba en 16 puntos.

En tanto, López Obrador consiguió 32% en las preferencias, frente a la pregunta  “aunque todavía falta mucho tiempo para la fecha de elección, si hoy fueran las elecciones para elegir Presidente de la República, ¿por cuál partido votaría?”

La publicación de dicha encuesta desató el enojo del equipo del precandidato de la coalición PRI, Verde y Panal, que la descalificó y señaló un “evidente conflicto de interés” pues el director de la encuestadora, Jorge Buendía, trabaja también para Acción Nacional, es decir, para Ricardo Anaya.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva, Buendía defendió el estudio, negó que exista “conflicto de interés”, aunque sí admitió que trabaja para el Partido Acción Nacional.

Para el coordinador de la campaña de Meade, Aurelio Nuño, además de un posible “conflicto de interés”, el estudio publicado por El Universal “es la más distinta a todas (las encuestas)”, destacó.

El líder nacional del PRI, Enrique Ochoa Reza, de plano la desechó, en todo espacio en medios que tuvo oportunidad.

Sin embargo, tras la publicación de la encuesta, Ricardo Anaya, fiel a lo que parece un guión predefinido en su equipo de campaña, insistió en el “desplome” de Meade y de que éste quedó fuera de la contienda.

El lunes 30, en un acto proselitista en Sinaloa, Anaya sostuvo que la contienda por la presidencia se había convertido en una contienda de dos; entre Andrés Manuel López Obrador y él. Meade está fuera.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera