Connect with us

Chispazos

Incel: los jóvenes que no amaban a las mujeres (parte I)

Foto: Captura de Video

Parafraseando el título de la novela del fallecido periodista y escritor sueco Stieg Larsson, evoco a un grupo de jóvenes que, unidos a nivel mundial en la manosphere —ese cúmulo de foros, blogs y sitios web que promueven la masculinidad y son hostiles hacia las mujeres y el feminismo— por lo que ellos interpretan como rechazo social y sexual, se hacen llamar involuntary celibate (incel), traducido en español como célibe involuntario, y que han creado una cuestionable y perniciosa filosofía de vida que conlleva una alta carga de misoginia y es considerada por muchos como terrorismo de género.

De acuerdo con información contenida en su foro, un incel es una “persona quien no está en una relación ni ha tenido sexo durante una cantidad significativa de tiempo, a pesar de numerosos intentos”. En su terminología, “Stacy” y “Chad” son mujeres y hombres bien parecidos y sexualmente activos, respectivamente, mientras que todos aquellos que tienen sexo regularmente son “normies”. La visión maniqueísta de los incel los lleva a creer que los hombres poco agraciados son denigrados por los “Stacys” y “Chads” en una sociedad feminista opresiva. Por ello están en “guerra” contra los “normies”; la solución es la “Rebelión Incel”, que supone el fin de la “opresión” ejercida por “Stacys” y “Chads”. Por ello, en sus foros promueven el acoso hacia las mujeres y hacia los “normies”, así como la práctica del doxxing, es decir, el hackeo de información personal de mujeres y su publicación online. Los más radicales defienden incluso la violación y otras forma de violencia contra las mujeres.

Lesvy no se suicidó, fue víctima de feminicidio PGJ-CDMX

Aunque el término involuntary celibates fue acuñado originalmente por una universitaria de Toronto en 1993 con el único fin de compartir experiencias de soltería, los varones comenzaron poco a poco a apropiarse de ese concepto y de ese espacio matizándolo con odio y recriminación hacia las mujeres, a quienes acusan directamente por la ausencia de sexo en sus vidas. Hasta el momento se ha relacionado al movimiento con la muerte de 25 personas —entre ellas, 10 mujeres— en tres diferentes atentados:

  • Isla Vista, California, en mayo de 2014, donde murieron seis estudiantes y que fue perpetrado por Elliot Rodger, de 22 años, ahora reverenciado mártir incel y quien dejó su “manifiesto”;

  • en la comunidad rural de Roseburg, en Oregon, Chris Harper-Mercer, de 26 años de edad, acribilló a nueve personas antes de suicidarse;
  • y el tercero y más reciente, en Toronto, el 23 de abril pasado, llevado a cabo por Alek Minassian, donde murieron otras 10 personas.

El asesino de Isla Vista, en Santa Bárbara, tituló su “manifiesto” My Twisted World: The Story of Elliot Rodger (Mi mundo retorcido: la historia de Elliot Rodger). En este documento de 137 páginas, donde abundan las referencias misóginas y de odio, el autor se describe como alguien que “nunca ha tenido la experiencia de ir a una fiesta con otros adolescentes, nunca he tenido mi primer beso, nunca me he tomado de la mano con una chica, nunca perdí mi virginidad”. En otra parte, agrega que a veces fantaseaba en volverse lo suficientemente poderoso para castigar a todos aquellos que odiaba. Previo a realizar la masacre, Rodger, a través de un video que llamó Retribución, dice que estaba a punto de tener “su venganza contra la humanidad”. Y explicó: “En los últimos ocho años, desde que inicié la pubertad, he sido forzado a soportar una existencia de soledad, rechazo, y deseos insatisfechos. Todo porque las chicas nunca sintieron atracción hacia mí. Las chicas daban su afecto y sexo y amor a otros hombres, pero nunca a mí. Tengo 22 años y aún soy virgen, ni siquiera he besado a una chica”. Por esta “injusticia” buscaba “castigar” a las mujeres por rechazarlo y a los hombres por tener más actividad sexual que él.

Autonombrado el “Caballero Supremo”, Rodgers se volvió a partir de su masacre en el mártir e ideólogo de esta subcultura. Antes de matar a sus víctimas el mes pasado, Minassian escribió en Facebook: “La Rebelión Incel ya ha comenzado! ¡Derrocaremos a todos los Chads y Stacys! ¡Todos alaben al Caballero Supremo Elliot Rodger!”

En la siguiente entrega de esta columna (28 de mayo próximo) seguiremos comentando acerca de los incel, sus raíces, su perfil y sus varias implicaciones. ¡Hasta entonces!

* Periodista y consultor con estudios de doctorado en Relaciones Internacionales en la London School of Economics and Political Science. Creador de ColoniaExpert, sitio de información, referencia y estadística sobre las colonias de la CDMX.

https://www.pymes.consulting/https://www.colonia.expert

Niñas y niños del internet

Leer más
Da Clic para comentar
Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad

Recomendaciones