Connect with us

Metrópoli

Visitantes ignoran medidas sanitarias en acuario de la CDMX

Visitantes ignoran medidas sanitarias en acuario de la CDMX
Foto: Especial

Desde el pasado mes de septiembre se reanudaron diversas actividades y el acuario reabrió tras seis meses de mantener sus puertas cerradas. Como todo negocio, se apegó a las medidas sanitarias impuestas por el Gobierno de la Ciudad de México para permitir la entrada de los visitantes comenzando por únicamente tener una afluencia de 30%; no obstante, los ciudadanos no respetan lo dispuesto para el recorrido para observar a los peces que aloja el lugar.

En un recorrido realizado por La Hoguera en el Acuario Inbursa se pudo constatar que este cuenta con señalamientos desde la fila para que todos los ciudadanos que acudan tomen su distancia de 1.5 metros entre parejas o familias. Antes de si quiera pagar, los trabajadores toman la temperatura y ofrecen líquido desinfectante para las manos como protocolo para permitir el acceso. Además de contar en el suelo con tapetes para sanitizar las suelas de los zapatos.

Foto: Especial.

El recorrido inicia con las fotografías en la pantalla verde que puedes recoger a la salida, posteriormente, antes de ingresar, una de las personas que trabaja en el acuario advierte a las personas que no deben quitarse el cubrebocas durante el recorrido y deben mantener la distancia parándose en las marcas que se encuentran en el suelo.

Asimismo, se advierte a los visitantes que no deben detenerse en las salas debido a que los grupos continúan ingresando al acuario por lo que se necesita un tránsito fluido. Al iniciar el recorrido por las peceras, las personas se apegan en las primeras salas a las medidas; sin embargo, en el transcurso del camino los visitantes comienzan a aglomerarse, principalmente en el túnel que se encuentra debajo de una pecera, esto debido a las fotografías que suelen tomarse quienes realizan el recorrido.

Foto: Especial.

Del mismo modo, debido a que el ingreso es con niños, los menores no se apegan a las medidas sanitarias por lo que el avance es más lento pues los padres se toman minutos para que los más chicos puedan observar a detalle las especies con las que cuenta el acuario ubicado en la alcaldía Miguel Hidalgo.

Pese a que el piso cuenta con las marcas para distribuir a los visitantes, éstas no son respetadas y la sana distancia suele reducirse a solo centímetros para ver a los especímenes. Aunado a ello, a mitad del recorrido, el acuario cuenta con una tienda para que que los visitantes puedan comprar alimentos o bebidas refrescantes, por lo que el cubrebocas a partir de ese punto suele ser removido del rostro para consumir sus alimentos y bebidas.

Acuario Inbursa medidas sanitarias
Señalamientos de sana distancia en el acuario.
Foto: Especial.

Antes de finalizar, el área de pingüinos es la última atracción donde se le menciona de nueva cuenta a las personas que deben despejar rápidamente la sala debido a que por normas sanitarias no se puede tener a muchas personas en un mismo lugar.

Tras la zona de pingüinos, los visitantes deben pasar por la zona de souvenirs donde también recogerán sus fotografías tomadas al inicio de la experiencia. En esta zona, los ciudadanos pueden tocar los peluches y demás artículos puestos a la venta, exponiendo a otros visitantes que deseen comprar alguno de los productos.

Hay que aclarar que el acuario está abierto desde las 10 de la mañana por lo que más de 300 personas pasan por sus instalaciones y llegan a la zona de souvenirs a tocar sin comprar los productos pasando por alto que el virus podría albergarse en los artículos.

Más en LaHoguera: Estudia Sheinbaum nuevas medidas ante incremento de hospitalizaciones por Covid-19 en CDMX

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones