Connect with us

Nación

Universidad de la Ciénega, opción para jóvenes en zona expulsora de migrantes: Antonio Jaimes

Universidad de la Ciénega, opción para jóvenes en zona expulsora de migrantes: Antonio Jaimes

A punto de cumplir 13 años, con un modelo innovador y una oferta educativa que busca lograr la vinculación de sus egresados con el desarrollo regional de esa parte del país que ha sido por muchos años expulsora de migrantes, sobre todo hacia Estados Unidos, la Universidad de la Ciénega del Estado de Michoacán de Ocampo fue la primera universidad en el país en ofrecer la carrera de nanotecnología, dice en entrevista con La Hoguera el maestro Antonio Jaimes Luna, rector de esa casa de estudios.

Entrevistado en el Instituto de Estudios sobre la Universidad y la Educación, en CU, el rector Jaimes cuenta cómo la Universidad de la Ciénega pasó de ocupar las instalaciones prestadas por un Conalep a tener un edificio moderno, al que calificó de “monumento”, edificado sobre 30 hectáreas donadas a la institución para ofrecer a los jóvenes de escasos recursos e hijos de migrantes la oportunidad de estudiar una carrera universitaria.

Y es que antes de que existiera esa institución los egresados de nivel medio superior tenían que trasladarse a Morelia, en trayectos que implicaban varias horas al día, para cursar estudios universitarios, por lo que la comunidad demandaba que se contara con la infraestructura educativa que diera opciones a los jóvenes de esa región michoacana colindante con Jalisco, cuenta.

El rector asegura que la oferta educativa de la UCEMICH fue diseñada, además de para darle oportunidades a personas de escasos recursos e hijos de migrantes, ya que “Michoacán ha sido un gran exportador de mano de obra”, también para satisfacer las necesidades de la zona e impulsar el desarrollo regional.

Rector Antonio Jaimes Luna.
Crédito: Fernando Eslava.

“Hemos fortalecido nuestra institución vinculándonos con diferentes sectores: el ganadero, agrícola, empresarial; sin embargo, también hemos buscado aliados, como la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo y ahora la Universidad Nacional Autónoma de Mexico, que es un referente importante para la creación de nuestra universidad”, dijo el maestro Jaimes.

Refiere también que las carreras que imparte la Universidad de la Ciénega están encaminadas a resolver problemas y puso como ejemplo el caso que afecta a nivel nacional que es el uso indebido de agroquímicos. “Nuestra región tiene un alto índice de cáncer de piel, también un alto índice de problemas renales por los agroquímicos; nosotros, a través de nuestras carreras, tratamos de incidir para que podamos disminuir esta problemática. Las carreras, desde luego, buscan resolver necesidades. Aquí encontramos el vínculo entre universidad y comunidad”.

En la oficina del doctor Axel Didriksson, quien participó en el diseño de la Universidad de la Ciénega, Antonio Jaimes señala que en nanotecnología es la primera universidad en el país en impartir la carrera y en genómica alimentaria la segunda y esta última es muy demandada, “porque somos una zona agrícola donde se produce mucho grano, maíz y frijol, principalmente, y en otros municipios, parte de la Ciénega, se producen las berries, la fresa, zarzamora, que se exportan a todo el mundo”.

El rector detalla que la carrera de genómica alimentaria ha sido muy bien recibida por alumnos y por los productores, “porque les hemos dado elementos para mejorar su trabajo”. Refiere que el uso de agroquímicos ha desgastado la tierra, lo que obliga, es “un compromiso, porque nuestra misma tierra nos lo pide, que cambiemos el sistema de práctica agrícola y fomentemos la cultura orgánica y la genómica alimentaria nos ayuda a fomentar este tipo de prácticas y todos salimos ganando”.

También en LaHoguera:

Otra de las aportaciones de esa carrera, abunda Jaimes, es que puede contribuir con la autosuficiencia alimentaria y calidad de los productos que se consumen y el objetivo es producir a corto plazo, ya que para 2030 se estima que por el crecimiento poblacional a nivel nacional viene una crisis de alimentos. “Tratamos de hacer nuevas investigaciones, por ejemplo: hemos impulsado el sector del nopal, que se presta muy bien para el cultivo y, gracias a los estudios que realizamos, hemos encontrado que se pueden obtener aplicaciones medicinales y cosméticas”.

Sobre la inseguridad que recientemente se ha recrudecido en Michoacán y qué medidas ha tomado la comunidad de la UCEMICH para evitar ser víctimas de la delincuencia, el rector refiere: “nos hemos mantenido muy vinculados con los municipios, los presidentes municipales cuentan con una lista de los jóvenes que estudian en la universidad, con lo cual, además, podemos brindarles un apoyo de traslado a los jóvenes de las comunidades. Un ejemplo es la comunidad de Tangamandapio, el presidente municipal manda un autobús para que lleve a los jóvenes y luego los regresa cuando salen de estudiar. Saben que ese camión va para la Universidad de la Ciénega y también ayuda a los jóvenes a reducir los gastos, ya que algunas comunidades están a dos o tres horas de distancia”.

El rector también habló sobre los esfuerzos por elevar el porcentaje de titulación en la universidad, que actualmente es de 60%. “Renovamos nuestro reglamento de titulación en donde teníamos una serie de modalidades que ya estaban rebasadas y era necesario actualizarlas y han sido bien aceptadas. Hemos realizado una campaña para quienes no hayan concluido regresen a la institución y darles la capacitación y orientación para que terminen sus estudios. Asimismo, con la nueva forma de titulación nosotros mismos expedimos la cédula profesional; somos la primera universidad a nivel nacional en realizar este proceso”.

Además destacó la importancia que la UCEMICH da a la movilidad estudiantil, la investigación y a promover los posgrados, por lo cual fortalece, junto con otras instituciones, el programa Delfín, que tiene 27 años y en el cual la universidad ha participado durante siete años; dijo que participarán en el Congreso Estudiantil en Nuevo Vallarta, donde los jóvenes conocen ofertas para estancias en el verano en todo el mundo. En el programa participan 116 instituciones de varios países y señala que la UCEMICH tiene alrededor de 60 alumnos en Francia, Colombia, Brasil, Cuba y Costa Rica.

El rector destaca las buenas prácticas en los ámbitos laboral y académico en la Universidad de la Ciénega y dice que nunca ha habido un paro de labores y que buscan siempre anteponer el beneficio de los alumnos.

Por último, sobre la propuesta del presidente Andrés Manuel López Obrador de construir 100 universidades, el rector Jaimes dio la bienvenida, pero señala que para ello se requiere una serie de formalidades previas, porque detrás de todo proyecto hay un conjunto de situaciones que hay que planear para que se pueda consolidar. “Considero que si se da muy buena conducción ganará el país una herencia que quede para las futuras generaciones, porque puede ser un aporte más hacia los estudiantes en el futuro”.

Considera que apostar por la educación es la inversión más importante para el país, y que en este momento de austeridad, en el cual se pretende no exista el despilfarro, ese ahorro “esperamos que se invierta en la parte educativa. Está demostrado que un joven que estudia cambia su vida, la de su familia y su entorno”, afirma el maestro Jaimes.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones