Connect with us

Opinión

Sin casa, se dicen 3 miembros del gabinete de AMLO

Jiménez Espriú, sin casa, declaración
Foto: Sánchez Carrillo

Tres secretarios del gabinete de Andrés Manuel López Obrador consignaron en su declaración patrimonial que, como miles de mexicanos, no poseen ninguna casa a su nombre. Otros más omitieron hacer público el valor de su patrimonio.

Luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador diera un ultimátum a su gabinete, afirmando que el que no hiciera pública su declaración patrimonial antes del 30 de enero “se iba de su gobierno”, los secretarios de Estado se pusieron a hacer la tarea y transparentaron sus bienes. Pero -oh sorpresa-, algunos funcionarios afirman no tener ni un terreno.

En las declaraciones patrimoniales, entregadas entre el enero y diciembre pasado, los secretarios de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, y Marina, José Rafael Ojeda Durán, declararon a la Función Pública que “no tienen bienes inmuebles a su nombre”.

Jiménez Espriú, ingeniero mecánico con más de tres décadas en el servicio público, afirmó no tener ningún inmueble; sólo posee dos coches y una “modesta” colección de libros valuada en 3 millones de pesos, pagada eso sí de contado. El almirante Ojeda, por su parte, en sus más de 49 años de trayectoria sólo ha acumulado una deuda de 143 mil pesos por un crédito hipotecario de una propiedad no declarada y es orgulloso propietario de una camioneta Mitsubishi.

También te puede interesar: AMLO da ultimátum a Gabinete para declarar patrimonio tras ranking de TI

Caso similar es el de María Luisa Albores González, secretaria de Bienestar, quien reportó sólo un terreno “rústico” de 4,838 m2 con un valor de 15 mil 965 pesos y un Chevrolet Sedán, algo entrado en años, del 2007. Sus ahorros bancarios equivalen a poco menos de un salario mínimo, 2 mil 500 pesos.

Otros miembros del gabinete, legal y ampliado, prefirieron omitir el valor de todas o algunas de sus propiedades. Así sucedió con Irma Sandoval, Carlos Urzúa, Rocío Nahle, Graciela Márquez, Víctor Manuel Villalobos, Jorge Alcocer, Luis Cresencio, Germán Martínez, Blanca Jiménez y Julio Scherer.

La austeridad es norma en la Cuarta Transformación, y los altos funcionarios, por las declaraciones que presentaron, predican con el ejemplo, no sólo llevando una modesta forma de vida, sino en la “austera” información proporcionada al público.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones