Connect with us

Especiales

Se inflaron los gastos con la llegada de Murillo Karam a la PGR

Foto: Especial

La Visitaduría General de la desaparecida Procuraduría General de la República (PGR) en tiempos de Jesús Murillo Karam no solamente no fueron transparentes, sino que además son irreales o al menos “atípicos”. Esto debido a que habrían aumentado hasta 34 veces lo ejercido durante la gestión de Marisela Morales en el sexenio de Felipe Calderón Hinojosa.

Según muestra una investigación que la propia PGR realizó y de la cual La Hoguera tiene una copia, en 2011 el presupuesto para esta área por concepto de GSPN fue de un millón 195 mil pesos; sin embargo, se terminó reintegrando un total de 560 mil pesos a la Dirección General de Programación y Presupuesto. En 2012 pasó algo similar, pues se presupuestaron 4 millones de pesos, de los cuales se ejercieron 2 millones 067 mil 497 pesos con 40 centavos y el resto se reintegró.

Sin embargo, eso cambió en 2013. El entonces presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Jesús Murillo Karam, fue propuesto por el entrante presidente Enrique Peña Nieto como procurador General de la República. Tan solo 72 horas después del inicio del gobierno del “nuevo PRI”, el exgobernador hidalguense fue avalado por el Senado como nuevo encargado de la procuración de justicia en México con 114 votos a favor y una abstención.

Te puede interesar: Documentó PGR saqueo millonario con Murillo Karam

Con su llegada, la Visitaduría General tuvo un incremento de erogaciones por concepto de GSPN. Aunque esta tenía solamente asignada un presupuesto de 3 millones 660 mil pesos, ejerció al final del año 73 millones 117 mil 224 pesos con 35 centavos, 3,439.41% más que en 2012; es decir, a diferencia de los dos años inmediatos anteriores, no solamente no tuvo “sobrantes”, sino que requirió 69 millones 457 mil 224 pesos con 35 centavos más de lo estimado en el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2013.

En 2014 la tendencia del gasto atípico continuó. Esta vez, el PEF había sido más “generoso” y presupuestó a la Visitaduría General 16 millones 026 mil pesos. Sin embargo, ello no fue suficiente otra vez, sino que nuevamente superaron sus egresos calculados y terminó gastando 71 millones 409 mil 437 pesos con 76 centavos, 3353.90% más que lo ejercido dos años antes.

Envuelto entre la indignación y la polémica por el Caso Ayotzinapa, el procurador dejó su cargo el 27 de febrero. Junto a él, desapareció también el gasto excesivo de la visitadora por concepto de GSPN, pues descendió bruscamente a 2 millones 75 mil 898 pesos con 85 centavos pese a tener un presupuesto original de 7 millones 16 mil 769 pesos.

Un gasto desproporcionado

El trabajo que se hizo en la visitadora durante el periodo 2013-2014, en la gestión de Jesús Murillo Karam, parece tampoco ser proporcional con el gasto ejercido durante dicho periodo. Esto debido a que los resultados de actas circunstanciadas, averiguaciones previas iniciadas, personas consignadas y otros elementos son menores o al menos similares a los de otros años donde los egresos por GSPN.

En 2011, la Visitaduría General de la PGR inició 276 actas circunstanciadas, pero aunque dicha cifra bajó al año siguiente a 175, en 2013 descendió hasta 110 y alcanzó su mínimo en 2014 con 83. En tanto, al año siguiente, con menor presupuesto, se abrieron 202. Si bien es cierto que en 2013 se alcanzaron el máximo de actas circunstanciadas concluidas con 139, la segunda cifra más alta fue la de 2015 con 134.

Pese al gasto millonario, las cifras de 2013 (172) y 2014 (160) en materia de personas consignadas apenas fueron superiores a los 134 que fueron consignadas en 2012. En tanto, resultaron inferiores a las 308 de 2011 y 269 de 2015 pese a que en esos años se tuvieron erogaciones menores.

El incremento de recursos ejercidos durante 2013 y 2014 parece tampoco haber impactado los resultados de los expedientes de investigación iniciados, dado que con mil 127 en 2012 y mil 283 de 2013 apenas fueron ligeramente superiores a los mil 107 de 2011 y mil 104 en 2012. Por el contrario, contrastan con los mil 737 empezados entre enero y diciembre de 2015.

No obstante, cabe reconocer que 2013 fue el año con más expedientes de investigación concluidos con mil 197, 545 más que en 2011 y 775 más que en 2012. Para 2014 la cifra disminuyó a mil 79; sin embargo, 2015 fue el año más productivo con mil 892 expedientes de investigación concluidos.

Un caso similar ocurre en los autos de formal prisión, dado que aunque en 2012 hubieron 62, 26 menos que en 2011, en 2013 se dio el mínimo con 57 pese a ser el año con menor gasto por concepto de GSPN. En 2014, apenas se elevó a 69; en tanto, en el año de la salida de Murillo Karam se registraron 123 sujeciones a proceso.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones