Connect with us

A Fuego Lento

Para Baja California 2021, una ‘Veloz’ megacoalición anti-Morena… y anti-Hank

Para BC 2021, una ‘Veloz’ megacoalición anti-Morena… y anti-Hank
Foto: Especial

Seguiremos dentro de la pandemia de coronavirus, sin alcanzar la prometida ‘nueva normalidad’, pero los tiempos electorales no conocen de emergencias sanitarias ni económicas y estamos a escasos 6 meses de que arranque el proceso para los comicios del 2021 en Baja California, luego de que la Suprema Corte declarara el ‘fraude’ que intentó ser la llamada Ley Bonilla. Por lo que la entidad se sumará a otros 14 estados que renovarán gobernador el año entrante.

Aunque la oposición celebró que el mandato de Jaime Bonilla quedará solo en 2 años, para sus adentros el festeo fue agridulce al darse cuenta de que, ahora, debían encontrar candidatos que le hagan frente a Morena y sus satélites luego de la apabullante victoria que se apuntaron en 2019 al lograr no solo la gubernatura, sino también las 5 alcaldías del estado y los 17 distritos uninominales del Congreso de Baja California.

TAMBIÉN EN LA HOGUERA: SCJN DECLARA INCONSTITUCIONAL LA LEY BONILLA; FUE UN FRAUDE, APUNTA ZALDÍVAR

Quemados, derrotados y a las carreras, el PRI, el PAN y el PRD ahora buscan abanderado para que les ‘haga el milagrito’ en la frontera. Siendo el tricolor quien parece tener al candidato más destapado, el perenne Jorge Hank Rhon. Quien confía en que su poderío local, aunado a las buenas relaciones que su sobrino, el presidente de Banorte, Carlos Hank González, ha cosechado con Palacio Nacional, le bastaría para, por fin, despachar desde Calzada Independencia.

Sin embargo, en Insurgentes Norte no acompañan la idea de candidatearlo por segunda vez ya que el campechano Alito Moreno dista de coincidir con los enjuagues que mantiene con Morena la vieja guardia priísta, como lo son Hank o el sonorense Manlio Fabio Beltrónes. Quien orbita a Bonilla y a sus principales prospectos a sucesores, los alcaldes morenistas Arturo González Cruz y María del Pilar Ávila Olmedo, de Tijuana y Mexicali, respectivamente.

Para hacer frente a las bestias con las que comparte cueva, Alito buscaría, pues, eso mismo, un frente con los igualmente magullados PAN y PRD en la que sería otra megacoalición electoral sustentada en el principio de vencer a Morena. Postura que comparte con el Sol Azteca, el cual, incluso, ya hasta pone candidato para comandar esta ofensiva: el expriista, exmorenistas reconvertido perredista Jaime Martínez Veloz.

TE PODRÍA INTERESAR: LA BAJA CALIFORNIA DE BONILLA, MANLIO Y GRACO, DONDE SE ABRAZARON PRI Y PRD

Martínez Veloz ya fue candidato del PRD en la elección del 2019 y, contra todo pronóstico, su campaña logró resultados favorables. Si bien quedó en tercer lugar, esto bastó para que el partido conservara el registro a nivel local y, a diferencia de sus similares de PAN y PRI, dejó cierto agrado en la ciudadanía, el cual capitalizó al encabezar el reclamo contra la Ley Bonilla. Sin embargo, esta estrategia terminó costando y, ahora, se muestra dubitativo sobre competir una segunda vez.

Por su parte el PAN, que durante 30 años gozó de tener un bastión en Baja California, vuelve a la oposición y dividido. Por un lado, los panistas de línea dura piden competir en solitario y con alguien emanado de las entrañas del partido, como Óscar Vega, su candidato en 2019. Mientras que otro sector llama a abrirse a una candidatura “ciudadana”, perfilando a Ernesto Elorduy, quien no milita en Acción Nacional, pero es hijo del exgobernador panista Eugenio Elorduy.

TAMBIÉN EN LA HOGUERA: EXHIBEN LUJOS DE LA FAMILIA DEL EXGOBERNADOR ‘KIKO’ VEGA

Elorduy es presidente de la Coparmex en Mexicali y cuenta con el cobijo de su líder nacional, Gustavo de Hoyos, quien ya se autodescartó públicamente de la contienda en dos ocasiones. Su perfil de férreo opositor sin militancia al gobierno morenista atrae también a priístas y perredistas, quienes lo contemplan como una alternativa para consolidar el frente con el PAN en caso de que Martínez Veloz decida no competir tras haber estado ya en campaña desde 2017.

Por estas fechas, para el año que entra, estaremos ya en la recta final del proceso electoral. Se estarán preparando los cierres de campaña, se tendrán las últimas encuestas y, seguramente, ya más de una elección estará resuelta antes de llegar al día de los comicios. Tras el bodrio que resultó la Ley Bonilla, lo que decidan Morena, PRI, PAN y PRD de cara la fecha marcada seguramente será más trascendental para la historia de Baja California que el mandato de don Jaime.

ENTÉRATE: EN MICHOACÁN, ALIANZA PRI-PAN-PRD O ‘CANDIDATO CARNAL’, LAS DOS NO SE PUEDEN

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones