Connect with us

¡Qué espectáculo…!

Pandemia de Covid-19 despierta innovación

Foto: Especial

Mientras que consorcios televisivos como Televisa continúan en la concha de retomar historias ya vistas como en el caso de Rubí, personas a las que sí les gusta pensar y solucionar situaciones como por ejemplo terminar la temporada de una serie si el Covid-19 impide que se grabe el último episodio, están más activas que nunca.

Ya le habíamos dicho en este espacio, amable lector, que la producción de The Blacklist estuvo en la disyuntiva de dar por concluida la temporada en el capítulo 18, sin embargo, y tras platicar con el lenco principal, todos estuvieron de acuerdo en cerrar esta séptima entrega con un episodio hecho de animación el cual difundirá AXN este jueves a las 22:00 horas.

Foto: Especial

Y es precisamente la propia producción la que cuenta cómo se hizo.

La idea para este episodio surgió de una sesión de lluvia de ideas con los productores ejecutivos Jon Bokenkamp y John Eisendrath a mediados de marzo.

El creador de la serie, Jon Bokenkamp, ha dicho que “las novelas ilustradas y los cómics comparten ADN con The Blacklist” y fue así que terminaron en una excursión para la animación de la producción de Sony Pictures Television y Universal Television.
“No fue fácil ya que además de decidir los pasajes que habrían de ser animados, también se requería que los productores tuvieran que enviar equipo a los actores confinados en casa para grabar el diálogo de voz en off”.

Foto: Especial

Para James Spader (Raymond Reddington), eso significaba dar lo mejor de sí en una granja de 1850 propensa al ruido que también desafió a lo que él llamó “el pobre tipo de sonido”, en última instancia, encargado de hacer que el audio pasara.
“Recordó sus esfuerzos ‘rudimentarios’ de aislamiento, incluidos los manteles colocados debajo del micrófono y el cierre de las persianas ‘para que la lluvia de fuera no fuera tan fuerte’”.

Con la animación de Proof Inc. creada principalmente en Londres coordinada a larga distancia con los productores del programa, se requirió un esfuerzo continuo, y todavía estaba en movimiento a principios de mayo.

Foto: Especial

“Es una especie de proceso de 24 horas”, dice Bokenkamp. “Mientras dormimos, Londres está trabajando y veremos lo que enviaron por la noche. Luego les damos nuestras notas y rápidamente comienzan a cambiarlas, por lo que hay personas en diferentes zonas horarias que trabajan las 24 horas para hacerlo a tiempo”.

Así, este jueves, Latinoamérica podrá ver el resultado de esta innovación en un capítulo que versará sobre la investigación a un contador que trabaja para delincuentes lucrativos para encontrar a los hermanos violentos y matones contratados para su protección. Mientras tanto, Liz (Megan Boone) debe decidir entre pasar al lado oscuro o seguir con Red.

Te puede interesar: El Covid-19 pone en movimiento a la televisión, que busca sobrevivir

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones