Connect with us

Nación

Operativo precipitado, dice gabinete de Seguridad sobre lo ocurrido en Sinaloa

Operativo precipitado, dice gabinete de Seguridad sobre lo ocurrido en Sinaloa

Tras los hechos ocurridos en Culiacán, Sinaloa, en los que hubo enfrentamientos armados entre elementos de seguridad e integrantes del cártel de Sinaloa por la captura de 4 personas, entre ellas Ovidio Guzmán López, hijo de Joaquín “El Chapo” Guzmán, en conferencia de prensa, el gabinete de Seguridad informó que el operativo fue “precipitado”.

De acuerdo con el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, los elementos de seguridad fueron retirados del operativo ya que “hubiese implicado una altísimo número de bajas colaterales”, y aclaró que el gobierno de México no es un “Estado fallido” ni está vinculado con el crimen organizado por dejar en libertad a Guzmán López.

“Buscamos resarcir el desgarrado tejido social de nuestra patria. No vamos a regresar a los tiempos de las masacres generalizadas aun y cuando las pidan desde insistencias dignas (…) no nos interesa andar por la vida envueltos en un manto de sangre derramada”, agregó el funcionario.

Asimismo, expuso que los grupos criminales son resultado de décadas de corrupción política y abandono social. Por lo que la solución es limpiar el país del cáncer. “No vamos a abandonar nuestra estrategia de paz como producto de la justicia”, aseveró.

El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), general Luis Cresencio Sandoval González, declaró que el operativo se trató de una acción directa para la captura de un presunto delincuente al contar con orden de aprehensión provisional con fines de extradición emitida por un juez federal. “El grupo responsable de esta acción fueron 35 elementos de la Policía Ministerial Militar y la Policía Antidrogas (ahora conocida como Guardia Nacional)”, abundó.

Sin embargo, el general Sandoval afirmó que los integrantes de la operación, en un “afán” de obtener resultados positivos, actuó de manera “precipitada con deficiente planeación, así como falta de previsión sobre las consecuencias de la intervención”, omitiendo además obtener el consenso de sus mandos superiores, pues de acuerdo con el titular de la Sedena, los elementos de seguridad no esperaron la orden de cateo de sus superiores, causando así el enfrentamiento armado.

Más en LaHoguera:

“Se desestimó el poder de convocatoria y la capacidad de respuesta de la organización delictiva para evitar el aseguramiento de Ovidio Guzmán López”, puntualizó. Es tras dicho enfrentamiento y tras “advertir el alto índice de violencia generalizado que se produjo” que el gabinete de seguridad ordenó retirar a los efectivos de la casa donde se encontraba el hijo de “El Chapo”, como respuesta, el cártel de Sinaloa cesó el fuego.

A consecuencia de los ataques producidos alrededor de las 3 p.m. (3:45 p.m hora local), se reportó que un civil, 5 agresores, un reo y un elemento de seguridad fueron los decesos producidos durante 3 horas de ataques en Culiacán, además de 19 bloqueos en las vialidades, 14 agresiones al personal y 1 judicial y 8 elementos de tropa retenidos y liberados sin lesiones. Respecto a los reos que escaparon, el general de la Sedena expuso que 49 prisioneros, dos de ellos del fuero común, lograron escapar, de los cuales se recapturó a 6.

Se agredió al cuartel general de la novena zona militar, el C4 de la policía estatal y el puesto de vigilancia de Limón de Ramos, sin embargo, indicó que los criminales no tuvieron control sobre las instalaciones antes mencionadas.

Hasta ahora, comentaron los funcionarios del gabinete de Seguridad, se ha restablecido la paz en el estado y reiteraron que por un retraso burocrático, no se puede considerar que se vive en un Estado fallido.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones