Connect with us

Cultura

El origen de Melchor, Gaspar y Baltasar, los magos que ni eran reyes ni eran 3

Fotografía especial

Se aproxima el 6 de enero y la ilusión de los más pequeños aborda por doquier. Cuenta la leyenda, de acuerdo con la tradición cristiana, que los tres reyes magos: Melchor, Gaspar y Baltasar, llegaron de Oriente a Belén, guiados por una estrella, para rendirle homenaje y entregarle regalos simbólicos a “Jesús de Nazaret”.

Esta historia es una de las más famosas, en pleno siglo XXI, sin embargo, al ser una leyenda existen varias versiones sobre el origen de los “reyes magos”.
La Hogueramx te proporciona algunos datos respecto a estos personajes, que durante años han sido reconocidos por su vestimenta, digna de un rey, y transportarse en camellos:

Ni eran reyes, ni eran tres

Según el Evangelio de Mateo, el cual está incluido en la Biblia, se tiene registro de estos “magos”, pero no se precisa cuántos acudieron, ni que eran reyes: “Jesús había nacido en Belén de Juda durante el reinado de Herodes. Unos Magos que venían de Oriente llegaron a Jesuralén”.
Hacia el siglo III se estableció que aquellos “magos” que adoraron a “Jesús” eran reyes, esto por sus regalos y la iconografía en la que se les representaba y se les apreciaba como “personas pudientes”.

Hasta ese entonces había imágenes en las que se apreciaba a dos, tres e incluso cuatro “magos”, pero también en esta época se comenzó a creer que eran tres, uno por regalo, que de acuerdo con el mismo evangelio fueron: “oro, incienso y mirra”.

El número de “magos” hasta la fecha genera dudas, la Iglesia ortodoxa siria y la iglesia apostólica señalan que eran doce, como los apóstoles y las tribus de Israel.

Además, también hay indicios de que tampoco eran magos. De acuerdo con versiones periodísticas, en la Biblioteca Nacional Española (BNE) hay una serie de piezas creadas a lo largo de la Edad Media con las que se “entienden” los orígenes de los Reyes Magos.

Entre estas obras destaca el “Auto de los Reyes Magos”, el texto teatral más antiguo y conservado en lengua castellana. En esta creación se muestra la relación que existía entre los “reyes” y la astrología, ya que además de la idea que apunta que se guiaron por la estrella de Belén, Melchor, Gaspar y Baltasar aparecen bajo el título de “stelleros”, lo que significa astrólogos.

¿Por qué Melchor, Gaspar y Baltasar?

Actualmente los “reyes magos” son conocidos como Melchor, Gaspar y Baltasar, pero esto fue así a partir del siglo VI, en el que por primera vez apareció el mosaico de San Apollinaire Nuovo (Rávena), en el que se distinguía a los tres reyes con sus tres nombres encima. Hasta el siglo XV apareció Baltasar, el rey mago de tez negra.

Imagen especial

Como ya lo explicamos, la existencia de estos “magos” es leyenda, pero la descripción de los tres reyes magos surgió en el siglo XIV, por el monje benedictino Beda. A partir de entonces estos personajes adquirieron un significado:

Melchor, es el mago mayor de edad, con cabellos blancos y una barba larga del mismo color. Él es procedente de Europa y es quien “entrega” la mirra, sustancia rojiza aromática que era muy valorada en la antigüedad pues se utilizaba para elaborar perfumes y medicinas. La mirra simbolizaría el dolor del hombre.

Gaspar, el más joven de los “tres reyes magos”, era procedente de Asia. Sería él quien “entregó a Jesús” el incienso, que es una preparación de resinas aromáticas, como símbolo de Dios.

El “tercer” rey mago es Baltasar, de tez negra, quien provenía de África. Él fue quien “regalaría” a Jesús el oro, como símbolo de un rey.

¿De dónde surgió la tradición de dar juguetes a los niños?

En España, a partir del siglo XIX, se convirtió en tradición la noche de Reyes, es decir la noche del 5 de enero. Eligieron esta fecha, por ser una anterior a la Epifanía, celebración en la que los cristianos conmemoraban la adoración de los Reyes Magos a Jesús.

Así que, cada año la mayoría de los niños reciben regalos como parte de la noche de Reyes, en imitación a lo que se hacía en otros países en Navidad, donde rendían homenaje a San Nicolás, conocido popularmente como Santa Claus.

En 1866 se celebró por primera vez la cabalgata de los Reyes Magos en Alcoy, una ciudad de España, tradición que a partir de entonces se extendió al resto del país y luego a otros territorios, especialmente a países de la cultura hispana.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones