Connect with us

Nación

López Obrador rechaza seguridad presidencial

seguridad
Foto: Especial

Luego de que el Senado de la República aprobara la creación de un cuerpo especial de seguridad presidencial, Andrés Manuel López Obrador rechazó hacer uso de este si es que llega a ser aprobado por la Cámara de Diputados. De igual manera, negó que el fin de la nueva Guardia Nacional sea el de enfrentar directamente al crimen organizado, calificándola como un complemento de su estrategia de bienestar.

Durante su conferencia de prensa matutina en Palacio Nacional, López Obrador negó haber solicitado la creación del nuevo cuerpo de seguridad presidencial. Asegurando que la ayudantía, compuesta por 10 hombres y 10 mujeres, no solo impide que ‘lo apachurren’, sino también le asisten en distintos temas ya que son profesionistas titulados. Además de que tienen la orden de no maltratar a los ciudadanos que se acerquen al presidente, como dijo sucedía con los escoltas.

AMLO insiste en no aumentar su seguridad pese a amenazas de muerte

“Lo dije con mucha claridad: se desaparece el Estado Mayor Presidencial, ya todos los elementos pasaron a la Secretaría de la Defensa. Cuidaban al presidente ocho mil elementos, no había un jefe de Estado en el mundo con un aparato de élite para proteger y servir al presidente” recordó López Obrador. Acusando que, incluso, los miembros del EMP denostaban a sus compañeros de las Fuerzas Armadas. “Eso se terminó y pasan al Ejército para cuidar al pueblo. Al presidente lo cuida la gente, porque el que lucha por la justicia no tiene nada que temer”.

Al respecto, López Obrador rechazó que la nueva Guardia Nacional vaya a ser usada por su administración para enfrentar directamente a los cárteles del crimen organizado, como Alfonso Durazo, secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, aseguró que podrá suceder a finales de año, cuando la corporación cuente con las condiciones para hacerlo. Esto durante la gira que el titular de la SSPC realizó por el estado de Chihuahua el pasado fin de semana.

“No hay guerra, no queremos la guerra. Esa estrategia fue un fracaso, no funcionó. Esa estrategia fue la que desató más la violencia, y convirtió a nuestro país, lo he dicho varias veces, en una fosa clandestina, en un cementerio. Tenemos ese problema, 26 mil cuerpos sin identificar, más de un millón de víctimas de la violencia por esa política. No hay guerra”, dijo el primer mandatario, asegurando que su estrategia de seguridad pública es distinta a la de los gobiernos anteriores.

‘Tijuana se nos salió de control’, reconoce AMLO tras arranque de Guardia Nacional

López Obrador incluso señaló que “la Guardia Nacional es un complemento, lo fundamental es atender las causas que originan la violencia. Lo fundamental va a ser que haya crecimiento, que haya empleo, que haya bienestar, que se atienda a los jóvenes”. Calificando, en términos cuantitativos, que el 70 por ciento de la estrategia es que haya bienestar y justicia. Otros 20% serán las labores de la corporación, y el 10% restante “perseverancia todos los días en atender el problema, no delegarlo”.

Finalmente, el presidente López Obrador aclaró que el oficial que murió el fin de semana durante un enfrentamiento en Minatitlán, Veracruz, no era parte de la Guardia Nacional. Sino que se trataba de un elemento de la Policía Federal; la cual se unió a la Policía Militar de la Secretaría de la Defensa y la Policía Naval de la Secretaría de Marina para crear la corporación; asignado a otra misión, en Acayuca, que bajó a la localidad estando en franquicia.

Se enfrentan elementos de seguridad pública contra hombres armados en Minatitlán

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones