Connect with us

A Fuego Lento

La rabia de AMLO y Ebrard

AMLO Ebrard carta al rey
Foto: Cuartoscuro

La filtración de la carta al rey de España desató la ira de Andrés Manuel y de Marcelo Ebrard, aunque con tintes distintos. Mientras que al presidente le enfureció quedar al descubierto en un plan que debería haber sido tratado con la mayor discreción y delicadeza, el canciller se sintió vulnerado, hasta herido, por la situación en la que esta lo puso.

El presidente ha dejado en claro que quiere nombres, particularmente el de quién le hizo llegar la carta al Reforma, el cual se ha asumido como la voz de una oposición que simplemente no termina de organizarse. Y es que, cuando Andrés Manuel dice que no planeaba hacer pública la existencia de la misiva, habla en serio. Todo debió haber quedado en un acercamiento, con una probable negociación, entre el Estado mexicano, la Corona española y la Iglesia católica.

El canciller, por su parte, se pudo sentir tocado por este acto debido a que, todo parece indicar, la SRE no jugó un papel importante en el proceso de entrega-recepción del documento. ¿Estaba enterado Marcelo de lo que contenía la carta que hizo llegar hasta España? ¿Le habrían dicho la verdad o una versión minimizada, digerida, de esta? ¿Estuvo de acuerdo o lo habría estado de saber todos los detalles del plan de Andrés Manuel?

Si bien es cierto que hubo un desentendido entre ambos rostros del Estado mexicano ante el mundo, la versión de que Marcelo había solicitado su salida fue, cuando menos, exagerada. Aunque algo hay de cierto en que el canciller expresó su descontento con la operación que Andrés Manuel estaba orquestando. Después de todo, es él quien debe dar la cara en el extranjero mientras el presidente hace lo propio al interior del país.

Ahora bien, el ruido que han causado estos movimientos ha opacado el surgimiento de un tenue rumor que, sin embargo, está ahí, presente. Cuando se barajó la salida de Ebrard, no tardaron en sonar otras voces preguntando si Olga Sánchez Cordero y Carlos Urzúa seguían en Gobernación y Hacienda, respectivamente. ¿Qué información privilegiada tienen quienes vieron en la falsa renuncia del canciller lo que de facto sería el resquebrajamiento total del gabinete y, con este, posiblemente del gobierno mismo?

La indirecta de Molina a Sheinbaum

Hace ya un tiempo, se dio a conocer que el doctor Molina sería asesor del gobierno de Claudia Sheinbaum, para ayudar más que nada en temas de control de reducción de contaminantes y cambio climático en la Ciudad de México. El dicho que puso a varios de cabeza fue cuando el premio Nobel de Química Mario Molina lanzó una indirecta a la jefa de Gobierno. Me explico.

El día de hoy se llevó a cabo el “Primer Taller para la Elaboración del Programa de Gestión Ambiental de la Calidad del Aire de la Zona Metropolitana del Valle de México 2021-2030”, en donde Mario Molina dio una cátedra, hay que decirlo, muy amena e ilustrativa. No hay duda de que el que es perico, en donde quiera es verde. Hasta aquí vamos bien.

Sin embargo, mientras el doctor Molina daba a conocer sus investigaciones, hubo una parte en la que resaltó que a pesar de que ha trabajado fuertemente en políticas ambientales, los cambios de gobierno sexenales echan para atrás el trabajo realizado, lo que obliga a “iniciar de cero”. El doctor lanzaba miradas en ocasiones a la jefa de Gobierno quien estaba sentada en primera fila.

Y es que se sabe que la mandataria está eliminando (sino es que ya erradicó) todo lo relacionado con el gobierno Mancera, y sí, en el paquete también van las políticas ambientales que asesoró el mismo Mario Molina. El día de hoy, Mario Molina y los investigadores atrás de él, al parecer vuelven “a empezar de cero”.

En una parte de su discurso, el científico pidió que lo que se vaya a hacer, esté de una vez plasmado en la ley (por si acaso), porque del gobierno de Mancera al gobierno Sheinbaum, un hoyo negro atrapó el trabajo ya hecho.

La ponencia de Molina era seria, pero entre datos y cifras, había tiempo para soltar una broma. Y eso quitaba, de repente, lo tenso en el ambiente. Pero bien dicen que entre broma y broma, la verdad se asoma.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones