Connect with us

A Fuego Lento

¿Dónde quedó el pueblo, Cuauh?

Cuauhtémoc Blanco Zapata AMLO
Foto: Cuartoscuro

Desde su anuncio, la conmemoración del centenario luctuoso de Emiliano Zapata se antojaba difícil. Especialmente porque los familiares de El Jefe, en protesta por la manera en que Andrés Manuel ha llevado las riendas del gobierno, decidieron hacer su propio evento público en competencia directa con el acto presidencial. Por esta razón, el Cuauh recurrió a las viejas prácticas que Andrés Manuel asegura que ya no existen.

Según nos comentan desde Cuernavaca, el gobernador y su mano derecha, José Manuel Sáenz, echaron mano del viejo manual priísta para la organización de mítines. Para evitar que el evento luciera a mediovaciar, ordenaron a los trabajadores del gobierno que ocuparan sectores enteros del público. Además de reservar varios corrales para las comitivas del difunto PES que se trasladaron desde la CDMX.

Incluso, se nos informó que el acarreo incluyó la amenaza a los taxistas de Cuernavaca para que acudieran al evento. De lo contrario, según mandan las viejas costumbres, serían castigados con 5 días en los que no podrían circular. Dando como resultado el mitin más tibio y desangelado de Andrés Manuel como presidente. Esto pese a que se llevó a la orquesta de la Sedena y a grupos de musicales para ambientarlo.

Como dice el ciudadano presidente, habría que irle a tocar la puerta (tun, tun, tun, tun, tun) al Cuauh para avisarle que el país ya cambió y que la 4T no necesita de acarreos, como los siguen haciendo los conservadores, según dicen los matraqueros del régimen, como fue el caso del Estadio Alfredo Harp. Y al señor Sáenz, el ‘españolete’ como lo llamó Yeidckol, ¿no sería bueno pedirle que se disculpara?

Comerciantes demandan seguridad, Orta les da consejos

Ante asaltos, extorsiones y saqueos, los locatarios del Mercado de flores de Cuemanco han iniciado ha organizar la autodefensa de sus mercancías e integridad, pues hasta ahora la Secretaría de Seguridad Ciudadana de Jesús Orta ha sido incapaz de brindar seguridad a los mercaderes.

Nos han informado que los locatarios están en cuatro brigadas de 10 personas. Algunos irán en cuatro cuatrimotos y otros irán a pie, y la comunicación será por teléfono celular y WhatsApp.

Sin embargo, ante este escenario, el secretario capitalino sólo acierta a darles consejos. Aunque primero rechazó la organización ciudadana para defenderse, posteriormente mencionó que ésta puede canalizar su fuerza para ayudar a otras labores.

“La organización no es para que se armen sino para que se canalicen esas fuerzas, es una oportunidad para aprovechar esa organización de los vecinos”, dijo.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones