Connect with us

A Fuego Lento

La contradicción migratoria de Sheinbaum

La contradicción migratoria de Sheinbaum

Las cosas con el vecino del norte estuvieron muy tensas más de una semana hasta conocerse este viernes que México y Estados Unidos habían llegado a un acuerdo. En medio de la crisis el jefe AMLO había pedido a todos (amigos y enemigos) sumar fuerzas contra el habitante de la Casa Blanca. La convocatoria incluyó un acto “por la dignidad” en Tijuana, Baja California. La jefa de Gobierno capitalino, Claudia Sheinbaum, dudaba en acompañar a López Obrador pero al final decidió ir al acto de unidad y no solo eso, ha declarado en entrevistas que López Obrador tiene todo su apoyo.

Pues este viernes, antes de que se supiera del acuerdo alcanzado con el gobierno del rijoso y autoritario Donald Trump, también se le preguntó si apoyaba la iniciativa confirmada por el canciller Marcelo Ebrard sobre desplegar a 6,000 elementos de la Guardia Nacional en la frontera sur para contener, huelga decirlo, a los migrantes centroamericanos… Antes de terminar de formular la pregunta, la mandataria dijo un sí rotundo a todo.

La contradicción vino inmediatamente cuando se le preguntó si la CDMX dejaría de ser el santuario de los migrantes, pues la científica respondió que no, puesto que el derecho al libre tránsito estaría garantizado en la Constitución de la Ciudad de México, aún tratándose de extranjeros.

Sin embargo, cómo entender esto: por un lado, la jefa de Gobierno apoya detener o impedir que los migrantes ingresen a territorio nacional y por otro, afirma que éstos tienen las puertas abiertas en la capital. ¿Con qué Sheinbaum nos quedamos?

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones