Connect with us

Estados

La baraja partidista para la forzada sucesión en Puebla

Se efectuarán nuevas elecciones en el Estado de Puebla, los partidos alistan a sus candidatos
Foto: Cuartoscuro

El día 26 de diciembre se inició formalmente el proceso para elegir al próximo mandatario de Puebla tras el fallecimiento de la gobernadora Martha Érika Alonso, apenas dos días antes. De manera casi inmediata, el Congreso del estado deberá sesionar para elegir a un gobernador interino que mantendrá las actividades gubernamentales de manera ordinaria hasta que, después de un nuevo proceso electoral, se elija a quien encabezará el gobierno estatal hasta terminar el periodo que Alonso gobernaría.

El lamentable suceso ha puesto también a trabajar a los partidos políticos para acelerar la designación de quiénes podrán competir en el próximo proceso electoral que se efectuaría, por ley, entre marzo y mayo.

En la actualidad, resulta claro qué partidos tendrían la mayor intención del voto, dado que el conflicto en las pasadas elecciones aún era un tema de actualidad por llegar hasta instancias nacionales para su resolución, sin embargo, es casi seguro que ninguno de ellos tenía en mente la pronta formación de un liderazgo estatal para lanzarlo a la competencia, lo cual abre una pregunta obligada.

¿Quiénes podrían estar en la boleta electoral para entonces?

MORENA-PES-PT-PVEM (?)

Foto: Twitter/ Gabriel Biestro

Juan Manuel Gabriel Biestro Medinilla
Actualmente es diputado local por representación proporcional y funge al interior del Congreso como presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política. Pese a ser uno de los elementos más jóvenes del partido en Puebla, este ha tenido estatalmente un papel relevante como Presidente del Comité Ejecutivo de Morena de 2015 hasta este año. Su perfil y juventud podrían ponerlo en desventaja para ser el candidato en la elección frente a otros, por lo que su peso local podría ser aprovechado como uno de los candidatos principales al interinato.

Foto: Twitter / Miguel Barbosa

Miguel Barbosa
Fue el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia para la gubernatura en Puebla. Su ventaja sobre el resto es ser un elemento conocido a nivel estatal por las pasadas elecciones pero también por su alcance nacional como senador del PRD de manera previa, siendo una de los últimos perfiles relevantes de este partido.

No obstante, su antiguo rechazo a la figura de Andrés Manuel López Obrador y cercanía con el ex gobernador Rafael Moreno Valle durante sus primeros años de administración, calaron entre los poblanos, mostrándolo como una persona cuestionable en lo que se refería a mantenerse fiel a uno u otro grupo, lo cual fue aprovechado para golpearlo electoralmente y buscar el voto útil a favor de la entonces candidata Martha Érika Alonso frente al “fenómeno AMLO”.

Para muchos, además, suma negativos al ser quien encabezó, hasta pocos días antes de la muerte de Alonso, la campaña postelectoral de rechazo y negándole el aval a su triunfo.

Foto: Twitter / Rodrigo Abdalá

Rodrigo Abdalá Dartigues
Es quizá el más serio contendiente para la gubernatura de Puebla. Abdalá es sobrino de Manuel Bartlett, uno de los hombres más cercanos a Andrés Manuel López Obrador desde hace más de una década y quien también fuera gobernador de Puebla de 1993 a 1999.

En su experiencia tiene el ser diputado federal y local, llevándolo también a ser considerado en el proceso de selección de candidato para la gubernatura en Morena junto a Barbosa. Su derrota ante el oriundo de Tehuacán no fue en vano, ya que fue nombrado delegado del gobierno federal en Puebla con el visto bueno de AMLO después de fungir como su operador electoral estatal en las pasadas elecciones.

PAN-PRD-MC-Compromiso por Puebla

Foto: Twitter / Luis Banck

Luis Banck Serrato
Banck es uno de los personajes más jóvenes allegados al morenovallismo. Durante el sexenio de Rafael Moreno Valle se desempeñó como secretario de Desarrollo Social a partir de diciembre de 2013 hasta marzo de 2015, cuando fue nombrado secretario de Infraestructura. Fue presidente municipal de Puebla durante el periodo 2016-2018, después de que el entonces alcalde de la capital poblana se lanzara como candidato a la “minigubernatura” que homologaría los calendarios electorales y políticos de Puebla con los del gobierno federal.

Hace apenas dos semanas, había asumido como jefe de la Oficina del Gobierno de Puebla, con Martha Érika Alonso y su discurso en el funeral de Martha Érika y Rafael le están dando mayor proyección como uno de los liderazgos panistas locales y posibles contrapesos de Morena a nivel nacional.

Foto: Twitter / Eduardo Rivera Pérez

Eduardo Rivera Pérez
Es uno de los posibles aspirantes a conducir el panismo estatal con una nueva vertiente política. Fue presidente municipal de Puebla de 2011 a 2014, sin embargo, por preferencias políticas, este fue relegada a un grupo de la segunda guardia, siendo opacado por políticos como Martha Érika Alonso y José Antonio Gali Fayad, su sucesor a nivel municipal.

Este tipo de afrentas lo llevó a ser uno de los opositores de Rafael Moreno Valle al interior de Acción Nacional, acusando a este último de perseguirlo e inhabilitarlo para volver a ejercer un cargo público en 12 años, en abril de 2017, a manera que no pudiera contender por la gubernatura en 2018. En marzo de este año, ganó un amparo contra la inhabilitación impuesta por el Congreso, con lo cual pudo competir como candidato con la alianza “Por Puebla al Frente”, como candidato a la presidencia municipal, perdiendo las elecciones frente a la morenista Claudia Rivera Vivanco.

Partido Revolucionario Institucional


Quizá uno de los partidos más debilitados en Puebla sea el PRI. El morenovallismo no solo lo derrotó en las urnas, sino que destruyó o sustituyó infraestructura política por una propia, lo cual, junto al crecimiento de Morena, causó la salida de distintos liderazgos jóvenes que dieran nuevos bríos al partido, por lo que las opciones podrían ser las siguientes:

Foto: Twitter / Enrique Doger

Enrique Doger
Entre sus cartas de presentación se encuentra haber sido rector de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla, presidente municipal de la capital del Estado, diputado local y diputado federal. Sin embargo, lleva consigo la marca de la derrota en el último proceso electoral, en donde, por primera vez, el PRI no solo perdió las elecciones, sino que cayó hasta el tercer puesto. Para su suerte, continúa teniendo el apoyo de los cuadros fuertes del partido tricolor, como el de la CTM, organización obrera que lo nombró como “líder moral” de la misma y del partido.

Foto: Cuartoscuro

Javier Lozano
Su cercana relación con Rafael Moreno Valle lo podría como una de las cartas más fuertes por parte de Acción Nacional en Puebla, especialmente por su trayectoria nacional como senador por Puebla durante el sexenio pasado y su papel polémico como Secretario del Trabajo en el sexenio de Felipe Calderón.

Sin embargo, durante las últimas elecciones, Javier Lozano estuvo apoyando a José Antonio Meade, candidato a la presidencia por el PRI, por lo que, en caso de ver con dificultad el camino azul, podrían abrirle oportunamente las puertas tricolores a falta de liderazgos con mayor proyección, dado que algunos se ubican únicamente a nivel regional, lo cual dificultaría su competitividad.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones