Connect with us

Nación

Jóvenes emprendedores desarrollaron “protector para cabina” de taxis y ubers

Foto: Cortesía

Muchos conductores de taxis y ubers se quedaron sin trabajar cuando inició la pandemia de Covid-19 en México. “Mi hermano y yo vimos en las noticias que los conductores hacían manifestaciones en las calles, pidiendo apoyo para poder laborar”, de ahí nació la idea de crear el “Protector para cabina” por parte de estos dos emprendedores del Instituto Politécnico Nacional.

Iván David y Alex Castrejón Ortiz, egresadod de las carreras de Sistemas Automotrices y estudiante de la licenciatura en Relaciones Comerciales y Administración, respectivamente, ambos del IPN, desarrollaron un producto de protección contra el virus del Covid-19 para cuidar la salud tanto conductores como pasajeros en taxis y ubers.

“Creímos que este proyecto era de utilidad para ellos, pues es una herramienta con la cual las personas pueden sentirte seguras, los conductores pueden trabajar sin ningún problema o temor, y hacer que también los pasajeros se sientan cómodos”, menciona David.

Foto: Cortesía

Los jóvenes y su familia trabajan dos tipos de protectores, el Premium y el Estándar. El primero está hecho de un policarbonato más resistente y el otro es un policarbonato más flexible; sin embargo –aclaran– cualquiera de los dos cumple la función de aislar tanto al pasajero como al conductor dentro de un vehículo.

Te puede interesar: Por Covid-19 es igual de riesgoso ir a un bar que a un templo

Para realizar estas protecciones se toman las medidas adecuadas del vehículo, con el objetivo de que al momento de colocarlo calce muy bien y facilite su instalación, sin hacer modificaciones o dañar el automóvil.

“Tratamos de hacerlo de una manera muy limpia y rápida para que el conductor no sienta que dañamos su carro. También para eso son las gomas para no dañar el interior del carro con nuestro policarbonato”, aseguran los emprendedores.

Alex destaca que en las ocasiones que ha salido en esta “nueva normalidad” observó cómo algunos vehículos de transporte llevan como aislante bolsas de basura o bolsas de plástico pegado con mucha cinta, además de muchos agujeros por los cuales el virus se puede esparcir rápidamente si no se tiene cuidado.

“Esos materiales no cumplen su función. Me parece que la nuestra es una muy buena idea que puede ayudar a la gente a darle seguridad y con ello evitar los contagios entre los ciudadanos”, recalca Alex.

A los jóvenes les lleva de seis a ocho horas hacer un protector de cabina, poco a comparación de lo que puede llegar a durar si se cuida bien y se le da el mantenimiento adecuado.

Además, dice David, es muy fácil de limpiar pues solo con una solución basada en agua y detergente suave basta para eliminar cualquier contaminante. Hay que aclarar que los limpiadores de vidrios , alcohol, cloro y limpiadores abrasivos para cocina podrían perjudicar el material, asimismo hay que subrayar que no debe limpiarse bajo el sol.

Respecto a los precios, el costo de un “Protector para cabina” varía según el tamaño del auto y el tipo de material, sin embargo, ronda los 1500 pesos.

Ante la posibilidad de que esta pandemia no se acabará hasta dentro de mucho tiempo y que se estará conviviendo con ella igual que con varios otros virus, los jóvenes creen que este Protector de cabina debería ser implementada como obligatoria para todos los servicios de transporte público y de plataformas en México para poder así disminuir los contagios de coronavirus.

Foto: Cortesía

“En el momento en que el semáforo empiece a cambiar cada vez más gente comenzará a salir a la calle, el conductor estará más expuesto a más personas, muchos de los pasajeros no le van a decir que están enfermos, sino que se van a subir al vehículo de manera normal. Creo que sí es necesario para que siga la movilidad en la Ciudad de México”, afirma David.

A partir de esta pandemia del Covid-19, que ha causado miles de muertos en todo el mundo hemos visto cosas innovadoras para enfrentarse al virus, así como personas ingeniosas que tienen por objetivo apoyar a aquellos que se han visto afectados.

“Siento que hay mucho talento en México, por ejemplo en mi escuela hay muchos jóvenes que tienen planes, ideas que podrían ayudar a la población ….hay que innovar cosas que no hayamos visto para afrontar esta situación. Creo que debería haber más gente que genere ideas que revolucionen el país”, enfatiza Alex.

Foto: Cortesía

Toda la familia de David trabaja en el proyecto, desde la fabricación, compra del material y contacto con el cliente. Los jóvenes piensan que se debe tener conciencia de que son tiempos diferentes y difíciles, y que es necesario que nos “adaptemos a lo que estamos viviendo y que para salir adelante es necesario que las personas expongan sus ideas”.

Finalmente subrayan que las buenas ideas llevadas a cabo, mientras mejor sean también pueden generar empleos, lo que significa beneficios para más personas, independientemente del sector que sea.

Te puede interesar: El “dúo perfecto” que implementó el código QR para los restaurantes

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones