Connect with us

Metrópoli

Incumplió Mancera objetivos que sirvieron para elevar precio del Metro

Foto: Cuartoscuro

El 13 de diciembre de 2013 el entonces Distrito Federal, ahora Ciudad de México, vio elevarse el precio del servicio de Sistema de Transporte Colectivo Metro de 3 a 5 pesos, hecho que fue precedido por protestas. Las autoridades capitalinas, encabezadas por el entonces jefe de Gobierno, Miguel Mancera, justificaban el aumento porque, decían, los recursos serían ocupados para dar mantenimiento y mejorar el servicio del Metro.

Autoridades del entonces Distrito Federal presentaron el llamado «Programa para el Mejoramiento del Metro», que se publicó en 2013, del cual se desprendieron 9 proyectos que se financiarían a partir del Fideicomiso Maestro del Sistema de Transporte Colectivo conformado a partir del incremento del precio de la tarifa del servicio, estableciendo que dichos recursos serían para atender distintas necesidades para mejorarlo.

De acuerdo con información oficial, los proyectos que se llevarían a cabo mediante fondos del citado fideicomiso, por orden de prioridad, fueron:

-Comprar de 45 trenes para la línea 1

-Dar mantenimiento a los 45 trenes de la Línea 2

-Mejorar los tiempos de recorrido en las Líneas 4,5,6 y B mediante la modernización del sistema de tracción-frenado de 85 trenes que están en operación

-Renivelación de las vías de la Línea A

-Reparación de 105 trenes que están fuera de servicio

-Reincorporación de siete trenes férreos en la Línea A

-Adquisición de 12 trenes adicionales para la Línea 12 que se ampliará de Mixcoac a Observatorio

-Renovar íntegramente la línea 1 y remodelar sus estaciones

-Modernización del sistema de los torniquetes y generalizar el uso de la tarjeta recargable de la red del STC

Sin embargo, de acuerdo con el documento “Transparencia FIMETRO”, elaborado por el Gobierno de la CDMX y el STC Metro en el mes de marzo de 2019, los recursos concentrados desde su creación hasta el 31 d octubre de 2018 ascendieron a 13 mil 127 millones de pesos, producto del ajuste de la tarifa del servicio de transporte y los intereses o productos financieros. A la vez, durante el mismo periodo se reportó que el monto de egresos generados en la ejecución de los proyectos fue de 10 mil 397 millones de pesos, quedando únicamente un saldo de 2 mil 730 millones de pesos.

Pese a los gastos, las promesas durante la administración de Miguel Ángel Manera no fueron cumplidas. No obstante que estableció prioridades, el proyecto con mayor avance fue el tercero, alcanzando un 80.81% y un gasto de 3,063 millones de pesos para mejorar los tiempos de las líneas 4, 5, 6 y B del Metro; en segundo lugar, quedó el proyecto de renivelación de las vías de la Línea A, con un avance del 75%, señalan do que los alcances podrían modificarse ya que los asentamientos diferenciales continuaban.

Te puede interesar: Reportan retrasos hasta de 20 minutos en el Metro de la CDMX

Finalmente, el último proyecto con un avance mayor al 50% fue el del mantenimiento a los trenes de la línea dos, el cual alcanzó un 55.05% de avance a partir de 26 contratos y el ejercicio de 2 mil 333 millones de pesos, contando con 24 trenes NM-02 terminados en la realización del mantenimiento mayor.

El proyecto de la compra de trenes para la línea 1 únicamente reporto un avance del 30% debido a que sólo se compraron 10 trenes, señalando que en el Tercer Informe Trimestral de 2018 se daba cuenta de que el porcentaje de avance de fabricación de cajas era del 31% y del 56% para el caso de los bogies.

Los siguientes proyectos en presentar avances fueron el de reincorporación de los trenes férreos de la Línea A y la renovación del de la línea 1 y remodelación de sus estaciones, mostrando ambos un avance del 16%, sin embargo, el Metro hizo precisiones respecto a las acciones ejecutadas para su cumplimiento mencionando que para el primero únicamente se destinó presupuesto durante el 2017.

En tanto que, para el segundo, pese a tener contempladas 4 etapas que contemplaban rehabilitación de la línea, la institución menciona que existió un desequilibrio en la inversión puesto que el «84% del presupuesto total se dirigió a trabajos de renovación y remodelación y únicamente el 16% se asignó para atender la rehabilitación de vías y de instalaciones eléctricas y electrónicas que han llegado al término de su vida útil», por lo que los trabajos fueron más estéticos.

Te puede interesar: Retrasos en línea 3 del Metro; STC reporta revisión en sistema eléctrico

La recuperación de trenes tampoco mostró datos alentadores, puesto que se reporta que el último reporte, emitido el 27 de julio de 2014, únicamente confirmaba la recuperación de 13 de estos, en tanto que proyectos como el de la adquisición de trenes para la Línea 12 y la modernización de torniquetes y mayor uso de la tarjeta no mostraron avance alguno.

Como conclusiones, el documento señaló que si bien se han argumentado que la falta de cumplimiento de los proyectos se debió a restricciones presupuestales, el gasto hecho no respondió a los compromisos de política del FIMETRO, evidenciando que el planteamiento original fue «poco realista» y que no se basó en «diagnósticos sólidos».

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones