Connect with us

Nación

Hubo violencia política de género contra regidoras de Oaxaca: TEPJF

Foto: Cuartoscuro

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) decidió revocar una sentencia de la Sala Regional Xalapa, donde se confirmó que se cometió violencia política en razón de género contra Mónica Belén Morales Bernal y Gisela Lilia Pérez García, regidoras de Equidad de Género y de Hacienda, respectivamente, la cual fue ejercida por autoridades del Ayuntamiento de San Jacinto Amilpas, Oaxaca.

Durante una sesión pública virtual, magistradas y magistrados determinaron que sin importar quién ejerza la violencia de género, sean hombres o mujeres, y de acuerdo con las pruebas aplicadas, se configura la violencia política de género y se acreditaron los actos denunciados con anterioridad. En ese sentido, la Sala Superior señaló las medidas de reparación integral dictadas por el Tribunal local.

En tanto, la Sala Superior también ordenó a las autoridades responsables ofrecer una disculpa pública a las regidoras y anunciarlos en un diario de circulación en el municipio para conocimiento de la ciudadanía, así como vincular al Tribunal local para vigilar el pago inmediato de las dietas y aguinaldo que se les adeuda.

Te puede interesar: TEPJF hace un llamado a evitar violencia política entre mujeres

Para la sentencia, todos los magistrados presentes ordenaron garantizar que las regidoras puedan ingresar de manera libre al ayuntamiento para desempeñar sus cargos y sean convocadas debidamente a las sesiones del cabildo, además declarar fundados los agravios cometidos por la presidenta municipal, el síndico, el regidor de Obras, la regidora de Educación y Cultura y el regidor de Bienestar Social, todos del mismo Ayuntamiento.

Desde el pasado 30 de julio, la Sala Regional Xalapa modificó la sentencia del Tribunal local, al señalar que las mismas autoridades responsables no ejercieron violencia política de género, por lo que las ciudadanas inconformes consideraron que dicha sala no juzgó con perspectiva de género y omitió valorar las pruebas ofrecidas, de forma que vulneró sus principios de certeza y seguridad jurídica.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones