Connect with us

Cultura

“En México hay una atmósfera de que todo es posible”: Francesca Dalla Benetta

Escultora surrealista
Foto y video: Ricardo Augusto.

Francesca Dalla Benetta nació en Florencia, la ciudad de Leonardo, Rafael y Botticelli; pero sólo hasta que llegó a México en 2006 el arte la atrapó, en específico el surrealismo. Tal vez quedó hechizada en el país porque uno de los primeros lugares que pisó fue Catemaco, tierra de brujos que no son brujos y de monos araña que no son monos araña, cuando participaba como maquillista de efectos especiales para el filme Apocalypto, la versión ya de por sí surrealista de los mayas del ex Mad Max, Mel Gibson.

Probablemente yo no habría sido escultora sin México… En México se respira una atmósfera de que todas las cosas son posibles”, comenta la artista, mientras da los últimos toques al montaje de su decimosexta exposición individual, Disfraces e Identidad, en la galería Agua Fuerte de la colonia Roma, (Guanajuato 118), que se inaugura el jueves 3 de mayo, a las 19 horas, y se clausura el lunes 21.

“Yo voy con López Obrador”: David Toscana, premio Xavier Villaurrutia 2018

Sé que es un tema muy controvertido, porque muchos mexicanos sienten que hay muchas dificultades para salir adelante, pero yo lo comparo con mi experiencia en Italia: hay puertas abiertas en México; o hay puertas que están entrecerradas, pero si les das un empujón, las abres”, expresa Dalla Benetta, que sigue los pasos de otros artistas europeos a quienes México acogió e inspiró, como los surrealistas Leonora Carrington, Remedios Varo y Edward James; Henry Moore y más recientemente Francis Alÿs.

Y México no sólo está en su mitología personal de criaturas híbridas, tal vez inspiradas en los alebrijes que tanto le gustan o en las esculturas clásicas que quedaron en su inconsciente mientras paseaba por algún museo de Milán, su ciudad de paso en la vida en tanto se encontraba con México; en este su país creativo, Dalla Benetta transmutó igual las dulces palabras del italiano al más rudo lenguaje de Ciudad de México, dejó el ciao por el ¿qué onda?, el chianti por la chela y la pizza por los taquitos al pastor.

Justamente comenta en entrevista que trabaja con una estética de lo “bello al revés”, que para ella implica buscar elementos estéticos tradicionales y reconocibles, pero mezclados con otros no tradicionales. “Entonces hay esta sensación de reflejarse en algo, de tener un detalle reconocible, pero, al mismo tiempo, de tener siempre una parte que te desbalancea”, expone la artista plástica italiana.

Su aportación a la tradición surrealista, comenta, se encuentra justo en la hibridación, en las anatomías mezcladas y en cómo se pueden fundir de repente cuerpos o texturas o pieles diferentes. Sin embargo, considera que Disfraces e Identidad es una exposición muy diferente a las anteriores. Siempre busca sorprender, porque, sostiene, la sorpresa es una característica del surrealismo; así que en las nuevas esculturas que expone en la Agua Fuerte ya no hay fusiones, sino series de personajes sobrepuestos.

En vez de mezclar, sobrepuse. Ya no se van a encontrar criaturas mezcladas, sino disfraces. Hace años empecé un discurso acerca de la identidad propia y acerca de la percepción que uno tiene de sí mismo. Lo que me interesa es cómo el ser humano se percibe. Mi único experimento es mi propia percepción, puedo platicar con otras personas sobre lo que perciben, pero solo yo soy la que siente lo que siente. Entonces, estos disfraces hacen de especies de metáforas de las múltiples facetas que un humano tiene; presentas un aspecto diferente de ti con cada persona porque el rol lo requiere, a veces conscientemente; con qué cara nos mostramos a cada persona, cada circunstancia es diferente”, explica.

A nivel estético, explica que su nueva colección de una veintena de esculturas de diversos materiales incorpora muchos elementos icónicos mexicanos como venados, inspirado en visiones que tuvo en rituales de peyote; o los alebrijes que vio en un reciente viaje a Oaxaca, entre otras características.

El arte llegó a Dalla Benetta a la mitad del camino de su vida, como escribió Dante, otro florentino. A los 22 años dejó de ser niña buena y sumisa y se rebeló contra su padre para abandonar los estudios de ciencias, física, química y matemáticas e ingresó a la Accademia di Belle Arti di Brera, en Milán. Cuando uno mira algunas de las esculturas de su nueva exposición, jóvenes desnudas con gorros de oso de peluche sobre la cabeza, puede vislumbrar ambos extremos del surrealismo: el erotismo y la ternura.

Su carrera como pintora la llevó al dibujo inspirado en la literatura y cine fantásticos y de terror y el cyberpunk; a los efectos especiales en filmes, a la escenografía y, finalmente, ya en México, aconsejada por su pareja, buscó darle a sus criaturas en el papel un sentido tridimensional a través de las esculturas.

Su primera exposición, después de muchos rechazos porque le decían que su obra era “muy fuerte y difícil de vender”, fue en 2011, en la galería José María Velasco de Peralvillo, gracias a Alfredo Matus.

Mi obra es surrealista, híbrida, mezclada. Trabajo mucho con las pieles, las texturas. Me gusta mucho la anatomía, encontrarle un nuevo sentido a la anatomía, darle la vuelta e introducirle nuevos elementos”, describe Francesca Dalla Benetta, que dice no preocuparse mucho por la originalidad de los conceptos que pueda manejar en una obra, sino por hacer con ésta una aportación estética única.

La forma, como yo la desarrollo, es única; se basa en toda mi trayectoria personal, en lo que he vivido, en mi sensibilidad y en mi conocimiento técnico que viene del cine; utilizo cierto tipo de materiales que no son muy comunes, la mezcla de ellos como yo la propongo, los colores, las texturas”, añade la joven artista, quien en México también ha hecho carrera en los efectos especiales para películas como las óperas primas Bajo la sal (2008), de Mario Muñoz, y Somos lo que hay (2010), de Jorge Michel Grau.

Soprano Nadine Sierra alza la voz contra Trump en cualquier escenario

Comentarios

Leer más
Da Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera

CLOSE
CLOSE