Connect with us

Internacional

Deja España política de “mano dura” contra Venezuela y Cuba

España no respalda medidas duras a Venezuela

El ministro de Exteriores del gobierno español, Josep Borrell, comentó el pasado lunes que su país «no va a abanderar la línea dura de las sanciones cada vez que haya un problema en Latinoamerica», refiriéndose a la situación de Venezuela y Cuba.

En el marco de la reunión de ministros de Exteriores de la Unión Europea y de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), celebrada los pasados lunes y martes en Bruselas, Borrell aprovechó para reunirse media hora con Jorge Arreaza, su homólogo venezolano, y con Abelardo Moreno, un alto cargo del ministerio cubano. Esto último significó el primer encuentro del nuevo gobierno con un funcionario cubano.

Borrell afirmó que la posición del gobierno de Pedro Sánchez buscará el dialogo y la conciliación en el trato con ambas naciones. Explicó que sus palabras no deben interpretarse como un cambio «radical» en la política exterior, pues España sigue manteniendo el apoyo a las sanciones europeas contra dirigentes venezolanos; sin embargo, el ministro dejó claro que “no van a abanderar la línea dura de las sanciones”.

Estas declaraciones se emparentan más con los intentos de los ex presidentes Rodríguez Zapatero y Felipe González, quienes también intentaron establecer una relación amistosa con ambas naciones. No obstante, Josep afirmó que ninguno de ellos representa al nuevo gobierno.

Por su parte, Jorge Arreaza ya ha celebrado el encuentro en su cuenta de Twitter y ha calificado lo ha calificado como “cordial y productivo”, así como afirmó que el gobierno de su país y el de España, apuestan “por el diálogo con respeto mutuo y la cooperación integral”.

La postura resulta trascendente por que todavía en enero pasado, España y Venezuela llegaron a retirar sus respectivos embajadores por una crisis política, pues las autoridades caribeñas aseguraron que Mariano Rajoy y su ministro de Exteriores, Alfonso Dastis, estaban promoviendo y liderando en la Unión Europea una agresiva estrategia de sanciones contra los dirigentes del país latinoamericano. Incluso, a finales de mayo, Dastis aún sostenía la necesidad de incrementar la presión hacia el Gobierno de Venezuela con sanciones a más ciudadanos del país como forma de presionar al presidente Maduro.

 

 

 

 

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones