Connect with us

Cultura

Tiene Cultura de CDMX en abandono a la Orquesta Típica

Con 133 años de existencia, la Orquesta Típica de la Ciudad de México no cuenta con una sede propia para realizar conciertos, prepararlos, preservar su historia documental y literatura musical, así como para gestionar su programación de actividades.

Fundada en 1884, iniciado el mandato de Porfirio Díaz, la vida de La Típica ha transcurrido a la par de 30 gobiernos en nuestro país, una revolución nacional y dos guerras mundiales; desde entonces, nunca ha tenido una sede fija.

“La Orquesta Típica de la Ciudad de México cuenta la historia y la geografía de nuestro país. Es el repositorio de toda una tradición musical mexicana y es la única que preserva la identidad de ser mexicano. Es lamentable que a más de un siglo no tengamos una sede”, expresa Odette Waller, concertino de la orquesta.

La maestra Waller tiene poco más de 30 años en La Típica. Entre sus experiencias narra cómo ésta ha sido lanzada de numerosas sedes provisionales a lo largo de su historia y cómo han sufrido el rezago artístico que los ha llevado al ambulantaje que desde siempre han padecido y que en los últimos años se ha agravado como consecuencia de la falta de atención de las autoridades culturales de la Ciudad de México.

“Siempre ha sido así. La primera vez que a mí me tocó este tipo de situación fue en la sede de Colegio Militar donde recogí sobre la Calzada México-Tacuba un sinfín de documentos tirados y el instrumental. Fuimos lanzados del Metro Colegio Militar. Posteriormente fuimos llevados al Auditorio Plaza. En ese entonces fuimos trasladados ahí por el candidato a la presidencia del PRI, Luis Donaldo Colosio. Tocamos para él un día antes de su asesinato y en cuanto lo enterraron fuimos echados. Así hemos deambulado por años”, cuenta la concertino Waller.

Además de los problemas de sede, la Orquesta Típica de la Ciudad de México está adscrita como agrupación musical en la Secretaría de Cultura capitalina, es decir, no cuentan con personal propio que se encargue de llevar sus asuntos administrativos en la dependencia local.

“No tenemos una oficina ni un lugar propio donde gestionar ese tipo de asuntos como lo tiene la Filarmónica. No tenemos ni una secretaria. Estamos como agrupación musical, con cuartetos y bandas, y no como lo que somos, una orquesta de casi 90 músicos. Un mismo personal arregla la logística para todos y donde tienen un espacio nos colocan a nosotros”, señala África Santiago, violinista de la orquesta.

Parchar necesidades”

Actualmente, la Orquesta Típica ocupa la Sala de Conciertos “Tepecuicatl”, en la delegación Gustavo A. Madero. En ella, los espacios son reducidos además de que no existen las condiciones óptimas para el resguardo de instrumentos que llegan a costar entre 5 mil y 10 mil dólares.

Antes de llegar a la “Tepecuicatl”, los músicos de la orquesta padecieron las inadecuadas condiciones de trabajo del Centro Cultural Ollin Yoliztli.
En 2011, cuando la orquesta recibió el nombramiento de Patrimonio Cultural Intangible de la Ciudad de México, reconocimiento otorgado por el gobierno capitalino, ésta fue ubicada en la Sala Hermilo Novelo del Centro Ollin Yoliztli.

“Cuando nos dan el nombramiento de patrimonio, nos reubican de esta sala (Tepecuicatl), de donde la delegación ya nos había corrido, a la Hermilo Novelo que es parte de una escuela. Nos dan recursos para mejorar las condiciones del lugar, sin embargo, cuando llegamos a la Novelo, encontramos que la escala tiene grandes agujeros en los domos por donde se filtra el agua y el sol y no está aislada acústicamente del Periférico. Además, como no pertenecíamos al conjunto cultural, no podíamos ocupar el estacionamiento ni entrar a los baños, sin mencionar que éramos sacados de ahí cuando había un examen u otro evento”, explica Santiago.

Tras su salida del Centro Ollin Yoliztli, La Típica fue trasladada al Foro Azcapotzalco en donde las condiciones no fueron mejores. Los músicos de aliento y coro enfermaron a consecuencia de los altos niveles de humedad en las instalaciones, además de los daños a los instrumentos pesados como los timbales y la marimba chiapaneca. Ante esto, los poco menos de 90 músicos que conforman la orquesta se pronunciaron a las afueras de la Secretaría de Cultura capitalina para exigir una sede que garantizara favorables condiciones de trabajo.

De esta manera, fueron reubicados en la sala que ahora ocupan temporalmente, la “Tepecuicatl”, misma que no podrán ocupar para sus ensayos hasta enero, pese a los dos conciertos ya programados antes de que termine este año.

“Ahora tenemos dos presentaciones más y no tendremos donde ensayarlas. Los encargados tienen que buscar como locos un lugar para que podamos ‘medio hacerlo’ y así ‘parchar esta necesitad’. Se han hecho requerimientos y sabes qué es lo peor de todo, que el año que viene es volver a hacer trámites y requerimientos por el periodo de elecciones”, expresa la violinista.

Contratos irregulares y salarios bajos

Aunado a la problemática de sede y abandono de las autoridades culturales de gobierno, los músicos de la Orquesta Típica no cuentan con contratos igualitarios ni salarios justos. Mientras un músico de la Orquesta Filarmónica de la Ciudad de México percibe una cantidad mensual de hasta 34 mil pesos, en esta orquesta el sueldo para los músicos oscila entre los 4 mil 800 y 6 mil pesos al mes.

“La Filarmónica gana esos sueldos porque tienen un patronato, un presupuesto y una estructura administrativa propia”, explica Sergio Abraham Peña Cisneros, tenor del coro.

La mayoría de los músicos de La Típica están registrados en el padrón de Finanzas de la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México como jardineros, electricistas y peones, no como músicos. Además, no todos cuentan con base y han permanecido desde 2015 en el Programa de Estabilidad Laboral “Nómina 8” sin seguro social, prestaciones ni antigüedad.

“Se supone que la ‘Nómina 8’ sólo es de un año y es la antesala para la base. Este es el segundo año que nos tienen así. Aparte, las bases las entregan por ‘dedazo’. Los sindicatos son quienes las reparten de acuerdo a los parentescos y las amistades. No toman en cuenta si hay antigüedad. Habemos músicos que tenemos antigüedad y grado, sin embargo, no tenemos base. Hay otros que con tres meses la consiguieron gracias al ‘dedazo’ de secciones sindicales como la 20, 21 y 29”, explica un grupo de músicos.

Durante el último informe de Gobierno de Miguel Ángel Mancera, jefe capitalino, éste dijo que 10 mil trabajadores, 5 mil mujeres y 5 mil hombres, serán basificados de acuerdo a su antigüedad. Sin embargo, los músicos de La Típica se mantienen en la incertidumbre de saber si la administración los contemplará en esas acciones anunciadas por el mandatario de la CDMX.

Posar para la fotografía

La Orquesta Típica de la Ciudad de México recibe su nombre de la tradición que reúne al ser la única orquesta que conjunta instrumentos del mestizaje y los años revolucionarios como: los salterios, la marimba chiapaneca, los bandolones y bajos sextos, es por eso que es tan representativa en la cultura nacional.
Pese a esto, no es valorada como emblema de la tradición musical de nuestra historia, pues, aseguran los músicos, en eventos oficiales se les llama únicamente para tocar, posar en la fotografía e irse sin recibir una paga justa y puntual.

“La Secretaría de Cultura capitalina vino a rogarnos que tocáramos en la reinauguración del Zócalo. Nos prometieron que nos pagarían ese concierto aparte y en la misma semana ya que era un evento extraordinario. Nos pagaron dos meses después y tuvimos que hacer una carta para ello. Fue como si estuviéramos pidiendo un favor”, señala Peña Cisneros.

La difusión y las giras nacionales e internacionales son otros asuntos que los músicos de La Típica tienen que costear y que en ocasiones simplemente no tiene posibilidades de hacerlo.

“La última vez que fuimos a Mérida, sólo nos pagaron 500 pesos por día. María Cristina García Cepeda no ha hecho nada para difundirnos en el interior de la República. Hace unos años la República de China pidió a La Típica para que fuera al país asiático y la Secretaría de Cultura dijo: ‘No, que vaya la Filarmónica o la juvenil de la Ollin Yoliztli’. China les respondió: ‘No. Queremos a la Típica’ y la Secretaría de Cultura replicó: ‘Pues no van’”, recuerdan los músicos.

Asuntos pendientes en la Secretaría de Cultura de la CDMX

Hasta antes del sismo ocurrido en el centro del país, el pasado 19 de septiembre, los miembros de la Orquesta Típica se reunían con autoridades de la Secretaría de Cultura local, sin embargo, estas juntas fueron suspendidas dejando los asuntos pendientes sobre la mesa de discusión.

“Nos hemos reunido con las autoridades pero no nos han permitido llegar al secretario Eduardo Vázquez Martín que, por su estado de salud, nos han dicho es complicado tener un encuentro con él. Pero él sabe de la existencia de estos problemas. Fue al aniversario de la orquesta al Teatro de la Ciudad. Salió fascinado y ya. Nada más”, dice Santiago.

“Este rezago artístico se debe al rezago general en temas de cultura en la Ciudad de México. No hay presupuestos para los asuntos culturales”, finaliza Ángel Paris García, contrabajista de la orquesta.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera

CLOSE
CLOSE