Connect with us

Nación

Crimen contra Fátima y Karol visibilizan asesinatos de niños

Foto: Twitter

Esta noche se dio a conocer la detención de los presuntos responsables del feminicidio de Fátima, algo que muchos están comenzando a interpretar como resultado de la presión social. En torno a esta discusión, durante los últimos días se han dado a conocer casos como el de Karol, en Saltillo, y el asesinato de una adolescente de apenas 14 años en Puebla que sería el feminicidio número 23 en la entidad en los primeros 50 días del año, sin embargo, al hacer una revisión de casos puede observarse cómo muchos otros asesinatos de niños han sido olvidados tanto por las autoridades como por la sociedad.

Pese a existir casos sobrecogedores como el de la ‘Guardería ABC’, en una rápida revisión de lo ocurrido durante durante los últimos meses encontramos un sinfiín de hechos registrados por la prensa. El 2019 inició de manera desgarradora para la familia de Camila, una menor que fue hallada muerta y con signos de violación en las primeras horas de ese año el municipio mexiquense de Valle de Chalco, luego de desaparecer en el atardecer del 31 de diciembre. El caso también alcanzó un nivel mediático de gran tamaño, lo cual permitió que el fiscal del Estado de México, Alejandro Gómez Sánchez, informara la detención de Marciano “N”, presunto homicida de la menor quien fue vinculado a proceso.

Te puede interesar: Anuncia Sheinbaum detención de presuntos responsables del feminicidio de Fátima

El 8 de agosto de 2019, agentes de la Fiscalía Especializada en Feminicidios detuvieron en Cuautla, Morelos, a José Alfredo “N”, quien fue acusado de la violación y asesinato de una niña de apenas seis años. En ese caso, una vez más, el culpable era una persona que pertenecía al entorno de la víctima, puesto que el atacante era habitante de la misma vecindad que la niña.

Apenas un mes después, Sujheyli “N”, de 15 años, fue encontrada muerta en la colonia Sagitario 8, en Ecatepec, asesinato que pudo haber sido cometido por un hombre de 21 años que le habría presionado para verla y menos de 2 meses después, el 1 de noviembre de 2019, la prensa del Estado de México dio cuenta de la muerte de una mujer, su hija Anel, de nueve años, y su hijo Emiliano, de seis años, quienes fueron acribillados por dos hombre armados cuando se encontraban afuera de una tienda en la colonia Luis Donaldo Colosio, del mismo municipio.

2020 no ha sido diferente y antes del caso de Fátima se encuentran otros como el de una niña de 10 años que fue asesinada junto a su madre en una zona de cultivo de caña en el municipio Chietla, Puebla. En el caso de la menos poblana su cuerpo fue encontrado por la Fiscalía General del Estado (FGE) con marcas de violencia física y abuso sexual, en tanto el día 10 de este mes, a las 7 p.m. se dio cuenta del asesinato de dos jóvenes de 13 y 16 años en el municipio de Cocula por presuntos miembros del crimen organizado.

Por si fuera poco, durante este año también existen pruebas de cómo el Estado no solamente no ha sabido garantizar la protección a las niñas y niños de México, sino que directamente, a través de sus corporaciones policiacas también son culpables de sus muertes. El 12 de enero de este año, la indignación se apoderó de Atzalan, Veracruz, cuando un hombre de 63 años y su nieta de 11 años fueron presuntamente ejecutados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, quienes presuntamente llegaron a la comunidad de Tepetzintla exigiendo a sus habitantes que les entregaran dinero y armas que estos tuvieran.

Estos pocos casos parecen demostrar la violencia que los niños de México sufren día a tras día, situación que vista desde una perspectiva más amplia parece constante y no atípica de estos días, puesto que de acuerdo con el INEGI, durante 2018, la cifra más reciente disponible, se dieron 3029 asesinatos de personas entre 0 y 19 años de edad.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones