Connect with us

Internacional

Arzobispo diseña manual de buena conducta para evitar abuso sexual

Por Francisco Galván // Foto: Especial

Para prevenir abusos sexuales, arzobispo argentino establece protocolo de buena conducta. De acuerdo con las reglas de esta figura católica, queda prohibido «exhibir cualquier material sexual o pornográfico, especialmente delante de menores o adultos vulnerables», documento publicado.

Juan Alberto Puigarri, arzobispo de Paraná, en la provincia argentina Entre Ríos, presentó las Normas arquidiocesanas de comportamiento en el trato con menores de edad y adultos vulnerables. Dicho documento es un protocolo que tiene por fin prevenir abusos sexuales ante los hechos de pederastia que se han ventilado en la localidad.

El protocolo puntualiza los límites de los responsables eclesiásticos cuando se encuentran ante la presencia de un menor de edad o personas vulnerables. Indica que tienen prohibido compartir habitación en cualquier sitio. Asimismo señala que al momento de efectuar una confesión con un menor, el sacerdote deberá mantener la puerta abierta de la sacristía.

El documento tiene lugar previo a que sea realizado el juicio en contra del cura Juan José Ilarraz, quien fue acusado de abusar de aproximadamente 50 adolescentes entre 10 y 14 años, durante el periodo comprendido de 1984 a 1992. Alberto Puigarri se vio impulsado a implementar este protocolo en vísperas del proceso legal.

El establecimiento, de dichos lineamientos, es novedoso en la Iglesia católica argentina. Los señalamientos son enfáticos en «expresar el amor de dios a través del respeto hacia cada persona». Además puntualiza el abstenerse «de cualquier comportamiento que pueda ser razonablemente interpretado como abusivo hacia cualquier persona, ya sea física o psicológicamente, en forma escrita u oral.

Los curas que se encuentran bajo el mandato del arzobispo Juan Alberto Puigarri deberán limitar su contacto físico. Si alguna persona desea externarle alguna muestra física de afecto, «la respuesta debe ser sobria, breve y apropiada, y siempre en lugares públicos y delante de otras personas”.

Las normas de prevención concluyen con un exhorto, a los miembros que trabajen con menores, para que asistan a capacitaciones . De acuerdo con el documento, esto con el fin de «ser cada vez más conscientes de la gravedad y características de las conductas abusivas y adquirir las herramientas más idóneas para detectarlas y, en la medida de
lo posible, prevenirlas».

Condenan a sacerdote a 63 años de prisión por abuso sexual y corrupción de menores

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones