Connect with us

Estados

Alertan sobre asaltos a brigadistas en Morelos

Una familia que llevó ayuda a Morelos denunció que el viernes fue víctima de robo, que al parar a comer en Cuautla los despojaron de dinero y demás pertenencias.

“Los mismos lugareños ya nos habían advertido de la criminalidad y delincuencia. Estamos bien, sólo fueron nuestras pertenencias, dinero”, relató Itzel Zúñiga. Recomendó tomar precauciones a quienes vayan a Morelos a ayudar, ya que los robos y asaltos están a la orden del día. “Mi familia y yo fuimos víctimas de robo el viernes en Cuautla, donde paramos a comer, para llegar a otros puntos de acopio y albergues”, dijo.

Zúñiga sugirió a las voluntarios tener un contacto en el lugar de ayuda que los reciba y los oriente. “No anden puebleando. Diríjanse sólo a un lugar (albergue o centro de acopio), donde tengan un conocido o un contacto serio. Por falta de instrucciones claras de organizadores que sólo nos dirigen a los estados afectados (porque la ciudad ya está rebasada de voluntarios) o por la mala señal en Morelos que impidió la comunicación, tuvimos que pueblear y por el modus operandi, suponemos que nos venían siguiendo.

Por suerte no pasó a más, pero son desgraciadeces, como dicen en mi casa”. Relató que a otros voluntarios extranjeros y a unos paramédicos ese mismo día también los asaltaron en otros sitios de Morelos. Los paramédicos venían del Estado de México. Los extranjeros y locales eran un sólo grupo había un español, un joven de Mérida, otros de la Ciudad de México y una europea. “La neta es que no nos parábamos a preguntar mucho porque ya era noche y eran pueblos pequeños sin gente en las calles donde los encontramos”, les comentaron.

Los extranjeros fueron robados en un centro de acopio en una secundaria de Totolapan. “A los paramédicos los encontramos cerca de Tlayacapan, nos preguntaron si sabíamos dónde podían ir a ayudar porque no sabían a dónde dirigirse. Que venían del Estado de México y que habían venido sin saber a dónde llegar, que a uno de de sus compañeros le habían robado algunas herramientas de su camioneta, cuando pararon a preguntar a dónde dirigirse. Pese a ello aún estaban animados en seguir adelante”, contó.

Itzel narró que su trayecto fue Totolapan, Tlayacapan, Yautepec, Ayala, Cuautla (donde fue el robo) y de allí de Nuevo a Totolapan, donde terminaron de entregar todo. Añadió: “La falta de señal no permite buena comunicación entre los locales o quienes vamos a a ayudar. Yo tenía un contacto inicial en el centro de acopio en Totolapan que me contestó hasta las seis de la tarde porque no tenía señal. Si hubiera habido comunicación con él habríamos entregado todo en Totolapan desde el el inicio en vez de pueblear para ver dónde hacía falta ayuda”.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones