Connect with us

Nación

Tomás Zerón robó millones de pesos a la PGR: Gertz Manero

Foto: Especial

El fiscal general de la República, Alejandro Gertz Manero, informó durante la ceremonia del sexto aniversario de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa que Tomás Zerón se encuentra prófugo en Israel, así como es acusado de recibir un pago y el robo de millones de pesos, que presuntamente sustrajo de varios de sus cómplices de forma fraudulenta.

Frente a los padres y madres de los 43 normalistas, el fiscal declaró que el caso Ayotzinapa es un reflejo de los niveles de corrupción que atravesaba la administración pasada, tanto a nivel político como administrativo, además de señalar que el delito de desaparición forzada y el de la delincuencia organizada, están totalmente acreditados al caso, por lo que la búsqueda continuará hasta donde sea humanamente posible.

«Es importante destacar que los delitos cometidos por ese individuo que ahora huye a salto de mata por las órdenes de aprehensión que hemos logrado no lo hizo gratuitamente, él tuvo un pago y se robó más de mil millones de pesos del presupuesto de la entonces Procuraduría General de la República», afirmó.

Te puede interesar: AMLO ofrece disculpas a nombre del Estado a familias de los 43 desaparecidos

Asimismo, detalló que como pago de sus infamias y para proteger su impunidad, la dependencia puso a su disposición a alrededor de 50 agentes de la policía, además de todo el aparato administrativo para cuidarlo y de esa manera facilitarle dicho saqueo, mientras que cuando se iniciaron las investigaciones en la FGR, Zerón huyó del país, solicitando órdenes de extradición, en las que se ha pedido el apoyo de las autoridades de Israel.

«El año pasado descubrimos ese peculado, dicho individuo huyó del país, hicimos gestiones de extradición con Canadá, pero huyó a Israel», informó el fiscal.

Además Gertz Manero dijo que en relación con el ex procurador Jesús Murillo Karam, se convirtió en el vocero del gobierno federal, donde llevó el engaño de la denominada «verdad histórica» para eludir lo ineludible en cuanto a sus responsabilidades, señalando que fue una conducta de una administración infiltrada por la delincuencia y la corrupción.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones