Connect with us

¡Qué espectáculo…!

Televisa e Imagen: perdidos en el reciclaje

Televisa e Imagen: perdidos en el reciclaje

Desde hace poco menos de un mes Televisa arrojó la toalla para seguir produciendo material para el mediodía de lunes a viernes y se metió a su bodega a sacar de lo que ellos consideran es la mejor opción para el televidente de sus programas pasados.

En tanto, la pobre Imagen le siguió los pasos reciclando lo que ya se ha visto y evitando que una mal copia de programa matutino como Sale el Sol salga, pero del aire.

Esta señal debe darse cuenta de que ya no es tiempo de reciclaje, máxime ahora que Excélsior Televisión salió del aire y se van rolando espacios entre Imagen radio y El Heraldo.

Es una pena que tiempos tan valiosos se malgasten en telenovelas de hace 10 años (nacionales o extranjeras) o en programitas dizque de revista que no aportan nada, incluido entretenimiento.

El peligro en el que están, sobre todo Imagen, es que si se están quedando muy retrasados en contenidos, es como si ahora pasaran los fines de semana Los Super Amigos, Los Picapiedra, Don Gato y hasta La Pequeña Lulú, ¿o eso ya lo hacen?

La única manera de sobrevivir a estos tiempos donde la televisión abierta de la gran mayoría de los países está amenazada para desaparecer es que se dejen a un lado los viejos vicios de ahorrase un varo y seguir pasando las películas de Pedro Infante, Mario Moreno “Cantinflas” o de “Santo”, El Enmascarado de Plata, e ir en busca de nuevos escritores, productores, e incluso, actores para dejar de seguir oliendo a antiguo y demostrar que se quiere pasar a una verdadera etapa de competencia.

Cuando México dio el paso a la era digital, todos se preocuparon porque con el HD “se verían hasta las arrugas”, pero nunca vieron más allá de la belleza física y ahora están pagando las consecuencia, al quedarse a años luz de, aunque sea, una buena televisión donde se lucha para captar audiencia y no obligarla a pagar alguna de las plataformas como la que, incluso, tiene Televisa, para huir de bodrios televisivos que seguramente no ven ni sus protagonistas.

La situación es muy fácil, o dejan de darle poder a gastadas ideas de Juan Osorio, el Güero Castro y tantos quemados productores o vayan cavando un lugarcito en el panteón, la muerte es segura.

Hace no mucho me decían que estaba idiota por decir que las telenovelas ya habían cumplido su ciclo y serían las series las que iban en aumento porque la nueva generación estaba ávida de ellas, el tiempo ha dado la razón, así que si no se quiere fenecer o cambian sus formatos de los años ochenta o el próximo paso será darle un estelar a la ex gaviota para que se compre otra blanca casa, ¡nomás eso falta…!

Te puede interesar: Políticos, los mejores comediantes, y feminicidios

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones