Connect with us

¡Qué espectáculo…!

Políticos, los mejores comediantes, y feminicidios

comediantes
Especial

Tal parece que al país que se ríe hasta de la muerte le cuesta trabajo retomar programas y productores de comedia que verdaderamente sean de eso, “de comedia”, y no perfectos ineptos cuentachistes que creen que lo que la gente necesita es de humor ramplón para divertirse.

Ejemplos hay los que se imagine, desde las nuevas temporadas de Vecinos —la cual dejó de tener la chispa del argumento y pasó a la trama del pastelazo burdo—, Una familia de 10 —que 13 años después ya no tendría que haber salido al aire pues perdió su origen y hoy es un grupo de malas situaciones escénicas combinado con lo vieja que parece en pantalla—, entre otras.

En verdad no es posible que la máxima de don Jesús Martínez Palillo siga aún rigiendo el mundo del espectáculo cómico, mágico, musical en donde los políticos son lo mejor en este terreno.

Ahí tenemos a los nuevos feministas que ondean la bandera blanquiazul del panismo, en donde su líder Marko Cortés se subió a la plataforma para decir que están con las mujeres, contra el feminicidio, que hay que defenderlas junto con sus derechos y otras tantas cosas que con una buena naricita roja pudieran haber sido más creíbles.

Y esto porque si bien apoya el Día sin Mujeres, al señor se le había olvidado comentar que ese partidazo político es uno de lo que se opone a que las mujeres decidan sobre su cuerpo, es decir, buscan que si abortan se les castigue, así que el chiste se cuenta solo.

Otro personaje de la polaka (para estar acorde con los que fueron sus aliados en 2018), es Ángel Ávila, el líder del PRD (aunque dicen que hay una dirigencia Nacional Extraordinaria), también se adhirió a la protesta contra los feminicidios y al Día sin Mujeres.

A esta cada vez más minimizada fuerza política hay que darle el mérito de apoyar la ley que permite que las mujeres decidan si quieren tener un niño o no, lo malo de esto es que durante el sexenio pasado donde Mancerita (en diminutivo) era el jefe de gobierno (también en diminutivo) hubo una serie de feminicidios que se catalogaron como homicidios simples y nadie de ese partido alzó la voz para defenderlas.

El humor es esencial, pero hay que buscar la mejor manera de hacerlo y no con base en histrionismos baratos que sólo convierten a los que quieren ser protagonistas en simples bufones de una corte con la que debe quedar bien para que en 2021 puedan aspirar a un lugarcito en la mesa redonda, que para ellos, como se titulaba un programa de don Roberto Gómez Bolaños “Chespirito”, al paso que van sólo será cuadrada.

Te puede interesar: Joaquín Sabina sale del hospital tras 11 días internado

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones