Connect with us

Nación

Subibaja de la inflación: en último trimestre, sube el pollo y el jitomate, pero baja el limón y la cebolla

inflación inegi economía méxico
Foto: Especial

En diciembre de 2019 nadie imaginaba que la pandemia que estaba a punto de estallar en todo el mundo traería consigo no solamente una catástrofe sanitaria, de muertes, sino que también tendría serias repercusiones en la economía debido al confinamiento obligado que se dispuso para evitar que la escalada de pérdidas humanas fuera aún mayor. En inicios de 2022, cuando parecía haber una “luz al final del túnel” de la crisis sanitaria porque el mundo ya contaba con la vacuna que nos inmunizaba del virus del SARS-CoV-2, en febrero, llegó otro nuevo “tsunami” mundial, la invasión de Rusia a Ucrania que terminaría por agudizar la crisis económica, y con ella, la inflación, debido a que Moscú es el principal abastecedor de energéticos y alimentos al mundo.

México, de venir de una inflación promedio de 3 por ciento, ha llegado a 7.65 en mayo de este año, una cifra menor a la reportada por países de “primer mundo” como el caso de Estados Unidos que obtuvo 8.6 en el mismo periodo, pero que sin embargo genera preocupación por el aumento acelerado en los precios de algunos productos agropecuarios y pecuarios de mayor consumo.

Pese a los esfuerzos del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador por contener el alza desacelerada de los precios, hay algunos que han escapado de sus manos, aunque existen precios contenidos para los 24 alimentos considerados dentro de la canasta básica por el plan emergente lanzado que busca dar garantía alimentaria a los que menos ganan.

Te puede interesar: Inflación retrocede ligeramente en mayo; se ubica en 7.65%

De acuerdo con la medición de precios que hace el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) de manera mensual, de enero a mayo de este 2022, ha habido una variación de precios en los productos más consumidos o usados como ingredientes de la comida tradicional mexicana con lo son el jitomate, tomate verde, chile serrano, pollo, carne de cerdo, cebolla, papas, limón y aguacate, muchos de ellos, afortunadamente, a la baja, pese a que su costo depende de muchas circunstancias como lluvias, sequía, transporte, heladas, y no solamente de la economía mundial.

En ese sentido, podemos observar que el jitomate en los dos primeros meses del año se colocó como una de las verduras más baratas, pues de diciembre de 2021 a enero de 2022 disminuyó 32.69 por ciento su precio, mientras que para febrero volvió a acumular otra baja de 18.15 por ciento, es decir, un acumulado de 50.84 por ciento con respecto al último mes del año pasado.

Sin embargo, para marzo el costo se empezó a elevar pues acumuló un alza de 7.5 por ciento respecto al mes inmediato anterior; mismo caso ocurrió en abril al sumar su segundo mes en aumento con 21.23 por ciento y finalmente en mayo que también se fue hacia arriba con 8.41 por ciento más.

Te puede interesar: No aumentarán los precios de las gasolinas, diésel y la luz pese a la inflación, asegura AMLO

En el caso del pollo —la principal proteína que se consume en México con al menos 4 millones de toneladas al año, de acuerdo con el Consejo Mexicano de la Carne— en todo lo que va del año ha tenido un incremento mensual, menor, pero siempre al alza. Por ejemplo, de diciembre de 2021 a enero de 2022, tuvo un aumento de 4.44 por ciento, para febrero subió nuevamente, pero esa vez 3.61 por ciento; mientras que en abril alcanzó 2.94 por ciento y en mayo únicamente 1.79 por ciento, es decir, un acumulado de 12.78 por ciento respecto de su precio en diciembre pasado.

Otro de los productos que se ha mantenido dentro los productos con incrementos es el aguacate, pues el 2022 lo inició con un incremento de 11.45 por ciento respecto al valor que tenía un mes antes; en febrero, incrementó nuevamente, pero solamente 8.70 por ciento; en marzo se mantuvo al alza con 13.84 por ciento; en abril se colocó casi en el mismo porcentaje que el mes previo con 13.94, y en mayo el incremento fue mayor con 19.13 por ciento, teniendo una incidencia de 0.071 por ciento en la inflación general en el país.

En tanto que hay dos productos vitales en los alimentos de los mexicanos, la cebolla y el limón, que influyeron de manera positiva al intento de bajar la inflación, pues sus precios también disminuyeron.

En el caso del cítrico, el año lo inició con un incremento de más de 68 por ciento en su valor, alcanzado precios de hasta 120 pesos por kilogramo, lo que desató preocupación en la población para enfrentar la llamada cuesta de enero; para el segundo mes del año siguió en aumento, pues reportó otro incremento de 15.21 por ciento, cifra con la que contribuyó en 0.042 por ciento a la inflación general de ese mes en el país.

Te puede interesar: PAN critica escalada de precios; propone crear un plan emergente para controlar inflación

Pero en marzo, el limón empezó a dar tregua en la economía de los mexicanos, pues ese mes se colocó entre los productos con más bajo precio con respecto al mes inmediato anterior, con menos 4.37 por ciento; en abril el ritmo de decremento se aceleró para alcanzar un menos 29.01 por ciento y finalmente en mayo alcanzó una nueva baja de menos 37.68 por ciento, es decir, un acumulado de 71.06 por ciento, con lo que sus costos regresaron a niveles que tenía en diciembre pasado.

En el tema de la cebolla —la reina de las verduras— en los últimos dos meses que el Inegi ha contabilizado el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), abril y mayo, esta ha tenido una baja significativa en su precio al reportar una disminución de menos 19.15 por ciento en el cuarto mes del año y menos 20.61 por ciento en el quinto, aportando en este un 0.063 por ciento a la inflación general mensual.

En tanto que los estados que han tenido mayor variación al alza en los precios de los productos en lo que va del año son Oaxaca, Durango, Yucatán, Michoacán, Campeche, Hidalgo y Morelos, Tlaxcala. Mientras que los que han reportado más variación pero a la baja en sus precios son Sonora, Baja California Sur, Quintana Roo, Guanajuato y Nuevo León.

Ante el aumento de algunos precios que tienen incidencia en la inflación debido a que son de mayor consumo por la población, el presidente López Obrador inicio la instalación de las denominadas ‘Jornadas de producción para el autoconsumo’, que busca incentivar el campo con la entrega de fertilizantes gratuitos, semillas y poyos económicos para que los agricultores cultiven sus tierras y produzcan alimentos suficientes para garantizar el consumo que tiene todo el país, y con ello evitar la escalada de precios si se sigue importando el mayor porcentaje.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones