Connect with us

Espectáculos

Robert Johnson, el músico que «pactó con el diablo»

Foto: Especial

En la historia de la música popular existen muchas leyendas en torno a los «rockstar», pero una de las más singulares y misteriosas es la de del pacto con el diablo.

Al hablar de pactar con el diablo, vienen a la memoria los Stones o Eddie Van Halen pero, como en todo, hay un pionero: Robert Johnson, músico de blues e inspiración de muchos otras grandes grandes.

Nacido en Hazlehurst, una ciudad del Condado de Copiah, Mississipi, un 8 de mayo de 1911, Johnson murió el 16 de agosto de 1938. Se cumplen 83 años de la misteriosa muerte del músico que de la noche a la mañana se convirtió en un astro.

Luego de años de misterio, su rostro fue descubierto con esta foto.
Foto: Especial

El pacto entre Johnson y el diablo, se dice, ocurrió por allá de sus años 20 (1931). Cuando Robert era un mal músico y guitarrista por quien nadie pagaba un centavo por ver.

Sin embargo, tras desaparecer casi un año, su historia dio un giro de 180 grados. Reapareció y para los afroamericanos se convirtió en el más grande exponente del blues, al grado de que se le comenzó a llamar el «Bluesman».

Las diversas historias sobre Johnson coinciden en que su habilidad llegó tras una visita al cruce de caminos de las carreteras 49 y 61 en Clarksdale, a la medianoche, donde se topó con un hombre vestido de negro que enseñó a afinar mejor su guitarra y mejorar sus habilidades a cambio de su alma.

La leyenda junto a Johnny Shines. Foto: Especial

El propio Johnson se encargó de alimentar esa teoría de su encuentro con el diablo. En su discografía, rescatada ya en el nuevo siglo, aludía a encuentros con el diablo, caminatas en su compañía y cómo sus perros perseguían sombras. En la canción «Crossroads» o «Crossroads Blues» se puede escuchar el relato del guitarrista de lo que pudo ser su misterioso encuentro y de cómo pidió piedad por él y sus amigos.

En lo musical parecía que no tocaba solo. En sus únicas 29 grabaciones se escucha al Bluesman tocar dos octavas diferentes de una misma nota, haciendo armonías, hecho que posteriormente sería retomado y considerado como «punteo», en el que el músico toca cuerdas graves y agudas al mismo tiempo, que para la época era algo novedoso y extraño de escuchar.

Su vida incluso ha sido tema de películas y su habilidad lo llevó a ser reconocido por el gran director Martin Scorsese, que lo incluyó en dos de sus películas documentales, «The Blues».

Te puede interesar: Murió Charlie Watts, baterista de The Rolling Stones

La leyenda fue retomada en la película estelarizada por Ralph Macchio (entonces conocido como el Karate Kid) titulada «Crossroads», en la que el protagonista busca seguir los mismos pasos de Johnson, sin saber lo que realmente significa caminar por esa senda y el riesgo que correría con entregar su alma.

La leyenda de Robert Johnson se acrecentó pues tras su muerte pasó al olvido, hasta que artistas de la talla de B.B. King o Muddy Waters lo recuperaron, convirtiéndose el ‘Bluesman’ en inspiración de toda una generación de músicos con su sonido único proveniente de su guitarra acústica.

Robert Johnson junto a su familia. Foto: http://www.thecountryblues.com/

Las últimas investigaciones relatan que Johnson falleció luego de tomar una botella de Whisky envenenada, presuntamente por haber coqueteado con una mujer casada. Otras indican que la muerte del músico, el 16 de agosto de 1938, se debió a que padecía sífilis.

Johnson no es sólo pionero en esta leyenda de músicos y pactos con el diablo, sino que también es el primero que se conoce que falleció a los 27 años, una edad muy ligada con los artistas más exitosos de la música, algunos de ellos, referencias universales, han muerto justo a esa edad.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones