Connect with us

Espectáculos

Protagónico de Gal Gadot reaviva el debate sobre el origen de Cleopatra

Foto: Especial

La elección de Gal Gadot para interpretar a Cleopatra, última gobernante del periodo helenístico en el Antiguo Egipto, causó polémica por un posible «blanqueamiento» del personaje, pero algunos han señalado que el rostro y origen de la histórica figura continúan siendo un enigma.

El pasado 11 de octubre se anunció que la actriz Gal Gadot y la directora Patty Jenkins volverán a hacer equipo nuevamente, como en Wonder Woman, para llevar a la pantalla grande a Cleopatra. Aunque la sorpresa agradó a un público cercano a ambas artistas rememorando la interpretación de Elizabeth Taylor en la versión de 1963, otros más volvieron a criticar a Hollywood por su elección.

Durante los últimos años las películas estadounidenses han apostado por historias con protagonistas o roles femeninos, afroamericanos y asiáticos. Sin embargo, en esta ocasión la elección de «La Mujer Maravilla» no ha convencido a todos puesto que un sector consideró que Hollywood decantó por un «blanqueamiento» del personaje al no «respetar» la esencia árabe del histórico personaje por la región en la que se desarrolló.

Te puede interesar: Aplazan ‘Wonder Woman 1984’ hasta diciembre por crisis sanitaria

La crítica de la periodista pakistani Sameera Khan ha sido una de las más retomadas durante los últimos días. A través de Twitter, catalogo como «idiota» a quien sugirió a una actriz israelí para hacer el papel de Cleopatra en lugar de una actriz árabe como Nadine Njeim, responsabilizando a Gadot por aceptarlo y vislumbrando el conflicto político en la región al señalar que Israel no solamente estaba «robando» tierras árabes sino también sus papeles en las películas.

«Cleopatra era en parte griega y en parte bereber. Eso es lo que sabemos con certeza. Los académicos han estado debatiendo este tema durante siglos», escribió en una segunda publicación.

Por su parte, el YouTuber egipcio Karim Jovian dijo que la interpretación de Gal Gadoy como Cleopatra no le importaba, pero coincidiendo que sería justo que la próxima vez se eligiera a una actriz egipcia para interpretarla.

Ante las críticas, Laeta Kalogridis, directora estadounidense de origen griego y escritora del guion de la próxima película, señaló su emoción de contar la historia de Cleopatra, a quien no definió como «egipcia» sino como «la mujer griega macedonia más famosa de la historia». «Nunca pensé que tendría la oportunidad de contar una historia como esta, con mujeres que me han inspirado más allá de las palabras», señaló en sus rede sociales.

Cleopatra nació en Alejandría en el año 69 a.C. y fue hija de Ptolomeo XII, uno de los gobernantes macedonios de la última dinastía que estuvo al frente del reino del Antiguo Egipto desde la llegada de Ptolomeo I en el año 323 a.C. a la muerte de Alejandro Magno, a quien sirvió, previo a su designación como gobernador y la posterior declaración de «independencia» de su gobierno en el 305 a.C. para nombrarse faraón.

Maria Wyke, profesora de latín en el University College London (UCL), declaró recientemente a la BBC de Londres que el debate sobre el origen de Cleopatra es añejo, puesto que hace aproximadamente 200 años este era sobre si tenía sangre egipcia por parte de su madre o abuela. Sin embargo, esta discusión se ha transformado para intentar reivindicarla no en su sentido genético sino por sus rasgos físicos afirmando que era negra en lo que ella llama un «afrocentrismo».

«Reivindicarla como negra se convierte en un importante contraataque contra los prejuicios de género y raza y la apropiación de Cleopatra por parte del hombre blanco del mundo occidental a lo largo del tiempo», mencionó.

Cabe destacar que en el mundo occidental la concepción de Cleopatra también ha ido cambiando. Como ejemplo, Isabel Valverde y Marina Picazo, del Departamento de Humanidades de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona, han escrito que la imagen literaria y artística del personaje ha ido «desde la regina meretrix, invocada entre otros por Propercio, a su reducción más reciente a femme fatale, depredadora de hombres».

De acuerdo a las especialistas, la figura de Cleopatra es ambivalente y no encuentra un lugar de representación unívoco en las propuestas de reivindicación de las grandes mujeres de la historia.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones