Connect with us

Internacional

Por niños migrantes en jaulas, fiscales exigen fin de «tolerancia cero» de Trump 

Foto: Héctor Balderas/ Twitter.

Ante el drama por la separación de niños migrantes de sus padres en Estados Unidos, 21 fiscales demócratas de estados como California y Massachusetts exigieron a la administración de Donald Trump terminar con la «tolerancia cero», que ha dejado a miles de infantes desamparados en bodegas en la frontera texana.

La protesta es liderada por el fiscal Héctor Balderas. En conjunto enviaron una carta al Secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, y al secretario de Seguridad Nacional, Kirstjen Nielsen; en ella llamaron «inhumana» y «draconiana» la política de Trump.

Trump se lava las manos: pasa al Congreso tema de niños migrantes

«El Departamento de Justicia está ignorando su obligación legal y moral por una agenda política a expensas de los niños y los esfuerzos de los funcionarios estatales encargados de hacer cumplir la ley que combaten delitos como la trata de personas, el narcotráfico y la violencia entre pandillas que operan a través de las fronteras internacionales».
A la protesta se ha unido un coro de líder eclesiales y legisladores de ambos partidos (conservadores y liberales) que también han calificado las separaciones como inhumanas, informó ABC. News.

Funcionarios de la administración actual han expresado que los niños «están bien cuidados» y que el gobierno tiene altos estándares para los centro de detención. Asimismo, han señalado que es común que se separe niños de sus padres si es que los adultos han cometido un crimen.

Exige México a ONU presionar a EU en favor de niños migrantes 

«La idea de que el gobierno debe entrometerse en los derechos de un padre para estar con su hijo históricamente ha recibido niveles extremadamente altos de escrutinio», expresa la carta.

Esta semana se difundieron videos de casi 2 mil niños que esperan un hogar, recluidos en jaulas en el Paso Texas; además de comer comida chatarra y sólo tienen acceso a baños portátiles, no tienen comunicación con sus padres. Asimismo, las luces de las bodegas donde permanecen nunca se apagan.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones