Connect with us

Cultura

Period. End of the Sentence, corto que rompe tabúes sobre menstruación en India

Period end of sentence corto India menstruación
Foto: Twitter

En una gran población con más de mil 300 millones de personas, 51.6% hombres y 48.4% mujeres, el machismo, la discriminación y la desigualdad hacen que los tabúes sobre asuntos femeninos se magnifiquen.

El cortometraje Period. End of the Sentence transcurre en Harpur, un pueblo rural en las afueras de Delhi, donde un grupo de mujeres lucha contra el estigma de la menstruación. Por generaciones las mujeres no habían tenido acceso a productos básicos de higiene, viéndose en la ‘necesidad’ de abandonar la escuela o actividades durante los días del periodo menstrual

Foto: Period. End of Sentence / Captura de Pantalla

Una de cada cinco niñas/mujeres dejan la escuela debido a su menstruación, ya que existe el mito de que durante su periodo la mujer es impura, sucia, enferma o, está maldita. Mucha gente cree que cuando la mujer está menstruando no debería bañarse y padece anemia.

Un día llega una compañía que instala máquinas para crear toallas sanitarias biodegradables y un grupo de mujeres de la comunidad se reúnen para hacer más de 20,000 toallas y venderlas a un bajo precio en el pueblo, en un esfuerzo por mejorar la higiene femenina y desestigmatizar la menstruación.

Foto: Period. End of Sentence / Captura de Pantalla

Sólo el 12% de la población femenina ha vivido una menstruación “normal” ya que tienen acceso a toallas sanitarias, tampones, copas menstruales, entre otras. Pero hay 88% de mujeres que no tienen acceso a lo básico para tener una menstruación tranquila, como la de cualquier mujer.

🔥Te puede interesar: Prohibiciones en el mundo por el hecho de ser mujer

Este 88% de mujeres que no pueden acceder a un paquete de toallas sanitarias al mes, utilizan una y otra vez pedazos de tela sucios que emanan fuertes olores y son un peligro para la salud. Y con el gran desabasto de agua que hay hace que sea más complicado mantenerse limpias.

La directora del cortometraje, Rayka Zehtabchi, en su discurso dijo: “No estoy llorando por que tenga mi periodo. ¡No puedo creer que una película sobre la menstruación haya ganado un Oscar!”

Foto: Kevin Winter / AFP

El proyecto nació de una iniciativa de chicas de secundaria junto a su profesora Melissa Burton que recaudaron fondos con demás estudiantes para viajar a India y llevarles una máquina que hiciera toallas sanitarias a bajo costo. Después de su viaje comenzaron una conversación sobre la estigmatización de la menstruación y así llego la idea del documental.

“Quiero que la gente que vea la película se de cuenta de que es necesario empoderar a muchas mujeres alrededor del mundo, y que hay que comenzar a hablar de la menstruación como algo natural. Podemos hablar de toallas sanitarias y tampones, pero hay que romper con el tabú, tanto entre mujeres como entre hombres. Necesitamos tener estas conversaciones”, dijo Zehtabchi.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones