Connect with us

A Fuego Lento

Octavio no ha cumplido su misión

Foto: Cuartoscuro

Debido a que Andrés Manuel puso al sector energético al centro de su gobierno, el desempeño de sus titulares ha sido uno de los más criticados en estos primeros 100 días. Comenzando por Octavio Romero, director de Pemex, quien del 1 de diciembre a la fecha ha enfrentado, al menos, 2 rumores respecto a su salida. Aunque lejos de la verdad ya que aún no cumple la misión que se le encomendó.

Octavio es uno de los funcionarios más cercanos a Andrés Manuel debido a años de amistad y a la lealtad que este le tiene al presidente. Uno de sus principales operadores en Tabasco, el ingeniero incluso pasó el maltrago de perder dos veces la alcaldía de Centro cuando Morena aún estaba en una etapa de desarrollo. Aunque sin que realmente le afectara, ya que no parece importarle mucho su capital político personal.

Justo por esos dos factores, la lealtad y la indiferencia, Andrés Manuel colocó a Octavio al frente de la empresa productiva del Estado. A sabiendas de que no cuenta con las credenciales para gestionar el renacer de Pemex que ha prometido desde su primera campaña presidencial en 2006, la misión de Octavio es la de facilitarle el camino para que alguien más lo haga eventualmente.

Un eventual cordero de sacrificio, Octavio estaría en Pemex para realizar la limpia interna que necesita. Cambiar la estructura, las operaciones, las prioridades y, obviamente, el personal. Aunque esto signifique mancharse las manos y ser señalado por un mal manejo del que se espera sea el pilar de la 4T. Desabastos, gasolinazos, irregularidades, accidentes y demás a cuestas, claro está. Proceso que tardará alrededor de un año, tal vez menos ahora que Carlos Romero Deschamps parece haberse alineado —antes de que lo alineen—.

Octavio sí saldrá de Pemex, eventualmente, seguramente para volver al Senado en donde pidió licencia y probablemente marcado por la oposición como uno de los peores directores en la historia de la empresa. Pero habiendo dejado el terreno libre de obstáculos para quien ocupe su lugar, tal vez Lázaro Cárdenas o hasta Zoé Robledo, con la ventaja de que, por comparación con él, la nueva gestión no podrá ser tan mala. Hay que reconocerle al ingeniero que sabe poner el pecho, tal vez no por el equipo, pero sí por Andrés Manuel.

Casi a 100 días de Sheinbaum

-¿Qué habrá para sus 100 días de gobierno, doctora?
—Sobre los 100 días de gobierno y el arranque del gobierno, vamos a dar un informe el próximo 17 en el Auditorio Nacional. Están invitados”.

Pues sí, así como lo leen. Claudia Sheinbaum hará un gran evento en los 100 días de su gobierno en al Auditorio Nacional. La jefa de Gobierno no dio más detalles sobre el evento, pero se espera que asistan representantes populares, miembros del gabinete, artistas, académicos, los siempre amados medios de comunicación y, ¿por qué no? Hasta el Presidente de la República, el licenciado Andrés Manuel López Obrador.

Sobre el formato, tampoco tenemos información. Pero conociendo el estilo de la mandataria quizás haya eventos culturales como bailes, cantos, poesía y sobre todo, mucho discurso.

Independientemente del informe (celebración) de los 100 días, una pregunta interesante para propios y extraños sería “¿cómo vamos?” Por más que la política tenga unas cifras, algunos datos o realmente haya avances, los últimos jueces son los ciudadanos quienes día a día salen a trabajar quizá con miedo. Cuando la percepción de seguridad y de oportunidades aumente entre la población, entonces estará más que justificado realizar un magno evento, ¿o no?

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones