Connect with us

Nación

México, el país más corrupto de la OCDE

OCDE México Corrupto
Archivo

México descendió tres lugares en el índice de Percepción de la Corrupción 2018, para ubicarse en el lugar 138 de 180 países analizados. En la edición de este año, nuestro país fue el más corrupto entre los miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) después de Turquía, Grecia y Hungría.

Esta noche de lunes, Transparencia Internacional dio a conocer los resultados del Índice de Percepción de la Corrupción 2018 (IPC), estudio que evalúa los niveles de corrupción a nivel internacional, a partir del análisis de trece variables como Gobernabilidad, Riesgo político, Facilidad para hacer negocios, solidez del Estado de Derecho y Democracia.

Con 28 puntos sobre 100, México fue el peor clasificado en el grupo que integran las economías más desarrolladas del mundo, luego de quedar detrás de países como Grecia y Hungría que en años recientes enfrentaron problemas severos de gobernabilidad y viabilidad económica.

A nivel regional tampoco obtuvo resultados favorables, pues su calificación estuvo apenas por encima de países como Guatemala y Nicaragua, que enfrentan graves crisis democráticas; fue superado por Honduras y Bolivia con un estrecho margen y quedó muy por detrás de algunos países como Chile —posición 27— y Uruguay —posición 23—punteros en la región.

Transparencia Mexicana afirmó que el mal desempeño nacional es producto de la inhabilidad del gobierno de desmantelar las redes de corrupción “en prácticamente ningún caso, México ha logrado desmantelar las redes de corrupción detectadas, ni las redes que les han brindado protección política” con lo que los criminales permanecen impunes.

Señaló asimismo que el grueso de las políticas públicas contra la corrupción son preventivas e ineficaces, pues “un número limitado de las acciones anticorrupción en México conducen a la sanción, la recuperación de activos robados o la reparación del daño a las víctimas”.

Criticó la poca consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción, el cual a tres años de su creación no funciona cabalmente, al permanecer pendientes los nombramientos de figuras claves.

Finalmente, la organización recomendó a las autoridades enfocar sus esfuerzos en desmantelar las redes de corrupción al amparo del poder político; diseñar estrategias para recuperar activos producto de la corrupción; procesar y sancionar a los criminales; y consolidar su Sistema Nacional Anticorrupción.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones