Connect with us

Cultura

Lidera culto satánico en México joven de 20 años. Parte I

Foto: Cortesía de Gastón Andrés

Su nombre es Gastón Andrés Ramos Ramírez. Como todo joven, él tiene la energía necesaria para comerse al mundo entero. Es estudiante de Derecho en la Universidad del Golfo de México, en Coatzacoalcos, Veracruz.

En algunas fotografías muestra una mirada profunda y sobria; en otras, muestra una sonrisa radiante, la cual se dibuja en su rostro de oreja a oreja. Su barba recortada y delineada resalta en su piel morena clara.

Se dice una persona “amable”, “flexible” y “atenta”. Cuando dispone de tiempo libre mira series de narcos. Una de sus favoritas es “El señor de los cielos”; aunque ha visto varias más como “La Reina del Sur”, “Pablo Escobar”, entre otras…

A sus 20 años, Andrés no sólo es independiente, también es líder satánico en el país. Asegura que está muy agradecido con su padre espiritual, Luzbel, quien en múltiples ocasiones le ha puesto obstáculos o pruebas para demostrar su fidelidad.

Para ti, ¿quién es Satanás?

Satanás ─como todo mundo sabe─ en un principio fue la creación más bella de Dios y al querer revelarse, por su belleza, fue castigado y lanzado del cielo. Ésa es la historia que todo mundo sabe, pero la historia que yo promuevo es que Satanás o Luzbel ─como su nombre lo dice: “Luz Bella” ─, es luz, es tranquilidad, es paz, es bondad y misericordia.

La iglesia lo tacha de todo lo contrario y lo responsabiliza de todos los males del mundo; pero están muy equivocados. Luzbel es un ser bueno. Todo aquél que se acerca a él a pedir ayuda sale bien recompensado, sin pedir nada a cambio… Sólo pide lealtad y sinceridad.

¿Cómo es que llegaste al satanismo? ¿Cuántos años llevas como satánico?

En enero cumplí ya siete años. Empecé muy joven gracias a mi querido amigo don Ramón, que falleció el 6 de julio del 2016. Gracias a él primero empecé a adorar a la santísima muerte y posteriormente empecé a adorar al diablo.

¿En qué consiste adorar a Luzbel?

Para nosotros es llevar a cabo una vida sin restricciones, con amplio conocimiento, sabiduría, sin egoísmo y sin limitaciones. ¿A qué me refiero? Desde chicos nos inculcan: si haces “equis” cosa, nos vamos al infierno. En el satanismo, no. En el satanismo tenemos esa libertad. Si algo te divierte, hazlo.

Un ejemplo muy popular es el sexo. Para las iglesias cristianas, es incorrecto tener sexo si no estás casado, porque es pecado. Satanás dice lo contrario: “si te gusta, si se gustan, tengan sexo”.

¿Qué tanto difieres de las creencias del Papa Negro, de Anton LaVey, fundador del satanismo en Estados Unidos?

Para mí [LaVey] es un ejemplo a seguir, porque fue la primera persona que se quitó la máscara y dijo al mundo: “mi padre es Satanás y yo lo adoro a él”. Yo estoy en una situación un tanto similar; no me comparo.

Aquí en México y, en especial, en Veracruz, que es un lugar donde hay mucho brujo ─lo digo por Catemaco─ nadie había tenido una organización religiosa como la que yo tengo. Yo ya pagué los permisos correspondientes y ya no estoy de forma clandestina adorando al diablo.

Incluso la biblia que yo ocupo y me encargo de promover es la misma que escribió [LaVey].

¿Qué pasa con aquellos que no le son fieles a Luzbel?

La traición se paga con muerte, con la vida. No con la vida de tu mamá, tu papá o de la persona que ames. Si tú traicionas a Satanás, tú eres el que la va a pagar.

Entonces, ¿el “mandamiento” principal o la regla básica es no traicionar a Satanás?

No es un mandamiento, porque en sí no está escrito como tal; pero sí es algo fundamental para permanecer siendo un satanista. Nosotros en lugar de llamarles mandamientos, le llamamos “declaraciones” y son éstas:

1.- Satanás representa complacencia, en lugar de abstinencia.
2.- Satanás representa la existencia vital, en lugar de sueños espirituales.
3.- Satanás representa la sabiduría perfecta, en lugar del autoengaño hipócrita.
4.- Satanás representa amabilidad hacia quienes la merecen, en lugar del amor malgastado en ingratos.
5.- Satanás representa la venganza, en lugar de ofrecer la otra mejilla.
6.- Satanás representa consideración hacia el responsable, en lugar de vampiros psíquicos.
7.- Satanás representa al hombre como otro animal; algunas veces mejor…, aunque la mayoría de las veces peor que aquellos animales que caminan en cuatro patas, lo cual por causa de su divino desarrollo intelectual se ha convertido en el animal más vicioso de todos.
8.- Satanás representa todos los llamados pecados, mientras lleven a la gratificación física, mental y emocional.
9.- Satanás es el mejor amigo de la Iglesia; puesto que siempre la ha mantenido en el negocio.

Estas declaraciones es importante que un satanista se las aprenda de memoria y las lleve a cabo. Es importante resaltar que las declaraciones se refieren a la complacencia carnal, no quiere decir que si alguien te cae mal, lo tienes que matar. No, para nada.

¿Qué tipo de favores se le pueden pedir a Satanás y qué puede conceder?

Para él no hay imposibles. Yo le pido bienestar, salud, trabajo, inteligencia, protección y mucha gente también se acerca a mí para pedir ayuda…, para que yo, de alguna manera, interceda ante él por ellos.

Me han tocado muchos casos. Lo más común es el ser amado, quitar el distanciamiento entre personas, salud, dinero, piden protección espiritual o física, por la ola de violencia que se vive en el país.

También hay gente que no analiza o no sé qué piense y piden cosas absurdas, pero yo trato de omitirlos. Te voy a compartir esto. La última persona que me contactó fue un muchacho de Estados Unidos y este sujeto quería tener el pene y los glúteos más grandes. Entonces, le dije que yo sentía que era una falta de respeto, pensar que Satanás va a estar cumpliendo esas tonterías. Ciertamente, Satanás representa vanidad, pero se me hace algo absurdo.

Andrés, ¿por qué adorar a Satanás y no a Dios, a Jesucristo, al Espíritu Santo…?

Sencillo, porque Dios no es bueno para mí. Deja morir a muchos niños de hambre, permite que malditos pederastas abusen de niñas y de niños, que los sacerdotes ¡violen! Tengo un caso muy particular que llegó el 13 de julio pasado. A mi altar llegó un joven buscando ayuda, porque un sacerdote ya no le quería dar dinero.

Profundicé en el tema y le pregunté el porqué el sacerdote debía darle dinero. Resulta que mientras él estudiaba para sacerdote, sostenían relaciones sexuales. Se volvieron pareja. De hecho amenaza a este sacerdote con exhibirlo, porque lo grabo teniendo relaciones sexuales con él.

Además, ¿por qué si él [Dios] es omnipresente, omnipotente, permite que el ser humano peque? Si él lo sabe todo, ¿por qué nos prueba si ya sabe el final que vamos a tener cada uno?

Por otra parte, hay lugares donde no conocen a Dios. Entonces, ¿cómo va a mandar él al infierno a las personas que no lo conocen? Es un tanto injusto. Si tuviera el poder, lo resolvería; en contraste, el diablo no anda prometiendo cosas que no concede.

Además, para mí también es un enfermo mental ─con respeto porque tú lo adoras─; porque cómo va a maldecir a varias generaciones por miles de años sólo porque Adán y Eva se comieron una manzana. Si él tuviera esa misericordia, si su bondad es tan grande, los hubiera perdonado o corregido en su momento.

A lo largo de la entrevista demuestras firmeza y convicción en tu fe; sin embargo, en tus redes sociales compartes algunos obstáculos o pruebas que has tenido que superar al ser un fiel creyente de Luzbel, ya que es difícil lograr que la gente respete tu derecho a la libertad de culto. ¿Puedes compartirnos un poco sobre este aspecto de tu vida?

He tenido problemas con los papás y familiares de mis parejas en mis relaciones amorosas, porque de inmediato comienzan a sacar conclusiones absurdas. Pero pues yo defiendo mucho lo que yo hago y en lo que yo creo y no me he dejado de nadie.

Han tratado atemorizarme, de amenazarme y me han insultado muchas veces sólo por creer en algo contrario a lo suyo. Mayormente han sido cristianos y católicos, pero te aseguro que en un 80 por ciento son más los cristianos pentecosteses. Se fanatizan mucho y empiezan con sus citas bíblicas.

El último que me empezó a agredir es una persona homosexual ─y se respeta, de hecho en el satanismo son totalmente bienvenidos─; entonces yo le dije: “pero tu Dios dice que los homosexuales no entrarán en el reino de los cielos” y ya no supo que contestarme.

A la fecha los trato de ignorar y me hacen enojar, porque hasta se la mientan a mi mamá y mi mamá no tiene nada que ver, pero a esos ya les tocará su pago.

En algún momento, ¿recurriste a los medios legales para que te sean garantizados tus derechos de libertad de culto y puedas profesar tu fe?

Sí sé que pudiese hacer valer mi derecho, pero nunca lo he hecho. Nunca he recurrido a la autoridad, porque yo creo firmemente en que mi autoridad es todavía mayor a la del Estado.

¿Qué es lo más difícil de profesar tu fe?

Lo difícil de profesar el culto a Satanás son las pruebas que él te pone, porque uno tiene que ser muy cuidadoso para identificarlas y para no ser desleal. ¿Si me entiendes? Eso es lo complicado.

Con las pruebas me refiero, por ejemplo, a las críticas. ¡Claro que son una prueba!, porque él te prueba para ver si aguantas. En ocasiones puede enfermarte, puede dejarte sin dinero, puedes tener problemas; pero…, esto es para ver qué tan leales somos. No nos deja morir solos.

¿Cuál es la satisfacción más grande de ser satanista?

Es saber que cuento con él en las buenas y en las peores. También el poder ayudar a la gente con sus problemas, con sus enfermedades, con sus tristezas, con sus aflicciones… es lo que a mí me enorgullece y por eso aquí seguiré.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones