Connect with us

A Fuego Lento

Las mañaneras, el negocio de los pasquines

AMLO y las mañaneras
Foto: Cuartoscuro

Las mañaneras de Andrés Manuel son todo un fenómeno en cuanto a comunicación social y la relación entre medios de comunicación y el gobierno. Entre los muchos temas que se pueden explorar es el cómo los pasquines (y los pasquineros), esos medios que buscan vivir a como dé lugar de aplaudir a quien esté en La Silla, han encontrado un escaparate único.

Hoy un individuo, que se acredita como reportero pero cobra como director de ventas de las revistas de negocios y energía para las que trabaja, de plano volvió la mañanera su show personal al ponerle a Andrés Manuel el icónico discurso de Luis Donaldo Colosio en el Monumento a la Revolución antes de su asesinato.

Evocando la figura de Colosio, el reportero vendedor le ha preguntado al presidente si teme por su vida, su tipo de sangre —por si hace falta que él en algún momento le done— y hoy esto. ¿Qué revista de negocios o energía está iteresada tanto en acercar las historias de Luis Donaldo y Andrés Manuel?

Además, ¿cúal es la misión de este hombre que, en el pasado aniversario de la CTM —el sindicato del PRI— se paseó por el Auditorio Nacional codeándose con los jerarcas de la central obrera? Agregando, claro, que si tienen algún mensaje para el presidente de México, él con mucho gusto se lo hará llegar la próxima vez que lo entreviste. Favores con favores se pagan, ¿no?

Y casos así hay más. Gente a la que se prohibió el acceso al buffet del Senado por robar comida al amparo del PRD le lleva mensajes a Andrés Manuel de parte de la misma bancada de Morena en San Lázaro, no vaya a creer que no están trabajando. O gente del diputado Benjamín Robles que, de plano, corta por la fácil y le pregunta al presidente que opina de las iniciativas que presentará su jefe antes de que lo haga.

De nuevo, la mañanera es un fenómeno único en su tipo, posiblemente irrepetible, lo que representa un reto sobre cómo se debe cubrir desde los medios. Y como en todos los fenómenos de esta magnitud y naturaleza no faltan quienes busquen cómo sacar una tajada en su favor. Si el de Peña Nieto fue el sexenio del chayo escondido como publicidad oficial, ¿el de Andrés Manuel será el del pasquín sustentado en la mañanera?

De pesadilla, las escaleras del Metro

Vaya susto el que se llevaron usuarios de la Línea 7 del Metro cuando una escalera electromecánica falló y desató una especie de “carambola” en las que salieron lastimados “de forma leve” al menos 8 personas.

Pero se debe decir que no es la primera vez que pasa un accidente así. En febrero (hace un mes más o menos) ocurrió lo mismo en la Línea 9.

El Sistema de Transporte Colectivo se excusó (porque eso fue, una excusa) en un comunicado en donde afirmó que el accidente se derivó del poco mantenimiento a las escaleras de 33 años.

¿Qué pasa en el Metro? Sheinbaum dobló el presupuesto para este transporte para este año precisamente para atender el mantenimiento y mejorar el servicio. Pero llegaremos a los primeros 100 días de gobierno de la mandataria capitalina y no se ve para cuándo aparezcan los avances.

Eso sí, la grilla no deja de hacer ruido dentro de la empresa, pues el jueves pasado se rumoreaba (incluso circulaba un falso comunicado) sobre la salida de la directora general, Florencia Serranía, que fue desmentido por la propia Jefa de Gobierno al día siguiente.

Grilla y fallas mecánicas, lo que tiene el Metro hoy día. A pesar de tener el doble de presupuesto no avanza. ¿Lo peor? Que miles de usuarios día a día viajan en el Metro esperando que no “falle una escalera electromecánica”. ¡Cuidado!

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones