Connect with us

A Fuego Lento

Las disputas en Morena por el control del Congreso de CDMX

Un día sí y el otro también el Congreso de la Ciudad de México da de que hablar en esta primera Legislatura. Resulta que desde el 9 de julio la Junta de Coordinación Política (Jucopo), que preside el morenista Ricardo Ruiz, decidió destituir por “pérdida de confianza” a dos funcionarios: el Oficial Mayor, Javier González Garza, y a la responsable de la transparencia, Judith Vázquez Arreola. Ambos fueron propuestos por el grupo mayoritario, que ahora los retira del cargo.

Canibalismo político, ajuste de cuentas o simplemente repartición de espacios para las cuotas de los legisladores de Morena que reclaman representatividad.

Estos no son los únicos espacios que quieren renovar. Está fuerte el jaloneo por la Coordinación de Comunicación Social, la dirección del Canal del Congreso y la Dirección Jurídica.

Un grupo de diputados se acercó a la vicecoordinadora Valentina Batres para pedir espacios administrativos, la respuesta de ella fue “apóyenme”, eso significa respaldar al grupo que encabeza y busca ocupar la coordinación de los diputados de Morena para el segundo año legislativo, que arranca en septiembre.

Por el momento quedan como encargados de despacho Alfonso Vega, integrante del equipo de la diputada Guadalupe Morales, y Julio Fonseca, de la diputada Guadalupe Aguilar; al parecer las fichas dentro de las Unidades Técnicas del Congreso local se volverán a mover en menos de dos meses.

El rumor en los pasillos de Donceles es que Valentina Batres será la próxima coordinadora de Morena y desaparecerán las figuras de los dos vicecoordinadores, para que quede sólo uno con José Luis Rodríguez.

Otro dato curioso es que dejaron que una diputada del PAN, que ocupaba la mesa directiva de la Permanente fuera la encargada de notificar el cese a los morenistas.

*La Cuarta Transformación SÍ será televisada. . . Y todo lo demás*

Los Alemán, los cachorros del cachorro de la Revolución, compraron hoy Radiópolis, la radiodifusora de los Azcárraga. Uniéndose a un selecto grupo de los cuatro magnates dueños de medios de comunicación con membresía del Consejo Asesor Empresarial de Andrés Manuel.

Desde un inicio polémico, el Consejo Asesor —cuyo epicentro es Poncho Romo— suma ya varios de los principales medios del país. Comenzando por la nueva radio de Miguel Alemán Magnani quien, coincidencia o destino, también es dueño de Interjet, una de las aerolíneas consentidas del presidente.

Miguel Alemán III se suma a los cabecillas de las grandes televisoras del país aliados a Andrés Manuel. Bernardo Gómez, el alfil de Emilio Azcárraga en Televisa, es amigo tan íntimo que le presta su casa para cumbres internacionales como la que hizo con Jared Kushner.

A Ricardo Salinas Pliego, de TV Azteca, lo considera un empresario con visión social al grado que le pidió a préstamo sus bancos para repartir bienestar por el país y hasta al ahora secretario de Educación. Mismo caso que Olegario Vázauez Aldir, de Imagen y _Excelsior_, a quien se cansó de halagar en el arranque de la campaña de su Cruz Roja.

A los machuchones se suman otros medios que no esconden su afinidad con el gobierno actual. Destacando UNO, de Carlos Slim, que mejor optó por relajar su cobertura presidencial antes de tocar al intocable. Y Radio Centro, la nueva casa de los más férreos promotores y defensores de Andrés Manuel, abriéndole sus micrófonos hasta al más ridículo charlata…youtuber. Eso.

No se puede olvidar la íntima relación de Andrés Manuel con _La Jornada_, siendo, durante sus momentos más oscuros, su refugio. Además de los medios estatales que Jenaro Villamil busca convertir en un gran aparado de difusión de la imagen presidencial. Y también Notimex, el ariete de guerra de Sanjuana.

Y, claro está, todo se corona con la misa de 7 —Hernán Gómez _dixit_— que es la mañanera. Desde donde puede arremeter contra los medios que no se metan al huacal. Poniendo el dedo sobre _Reforma_, _Milenio_ y _El Financiero_. Bueno, de este último parece solo molestarle Pablo Hiriart.

Contrario a lo que difunden los chayotuber y paleros mañaneros, los medios no están en guerra con Andrés Manuel. Por el contrario, parece que la 4T es una de sus prioridades. Por lo que solo resta cuestionarse: si la transformación del país no se puede hacer con funcionarios del régimen, ¿la 4T sí se puede hacer en los medios con los mismos empresarios?

Caso Norberto, ¿resuelto?… ¿Y Godoy?

La tarde de este miércoles, empezó a correr un rumor que tomó fuerza conforme pasó el tiempo. No era sobre cualquier expediente. Se trataba del caso Norberto, que hasta este miércoles parecía estancado. ¿La noticia? Fue capturado uno de los presuntos secuestradores y asesinos del estudiante de la Universidad del Pedregal. Y no sólo eso, se le vinculó inmediatamente a proceso por el caso de secuestro agravado.

La información fue dada a conocer por una circular con la firma de Tribunal Superior de Justicia de la CDMX. ¿Y la Procuraduría General de Justicia capitalina? Nada. Su titular, Ernestina Godoy, guardó silencio ante un hecho relevante en uno de los casos que han puesto en entredicho su actuación como encargada de la procuración de la justicia.

Como suele suceder, irrumpió la ola de versiones. Una de ellas, la que tuvo más fuerza, decía que el secuestrador, cuyo supuesto nombre es Daniel Benítez, era primo de Norberto Ronquillo. Alguien más comentó que la misma mamá de Norberto negó el hecho. Otro comentó que la familia pidió no sacar nada a la luz, pues «estaban asimilándolo». Y no hubo información oficial que frenara los rumores.

Se espera que este jueves haya claridad sobre el caso. La Procuraduría convocó a conferencia de prensa en el búnker, en la colonia Doctores.

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones