Connect with us

Cultura

La trilogía de El Padrino y lo mejor de Billy Wilder, en Cineteca

Fotos: "Clásicos en pantalla grande" presenta al cine de Billy Wilder

Los fines de semana en Cineteca Nacional se han convertido desde hace unos años en una oportunidad para las nuevas generaciones de ver clásicos del cine mundial, en particular de grandes cineastas como Alfred Hitchcock. El turno llegó este verano en el segundo semestre al estadounidense Billy Wilder, pero también ni más ni menos que a Francis Ford Coppola.

Durante el segundo semestre del año, y después del maratón francés para conmemorar los cien años de la productora Gaumont, paralelo a la exposición “Gaumont, desde que existe el cine”, la nueva temporada de Clásicos en pantalla grande trae una selección de lo mejor del realizador y productor de origen austríaco, Billy Wilder, que entre sus méritos tuvo la oportunidad de dirigir a las dos mayores figuras femeninas del cine de Hollywood: Marilyn Monroe y Audrey Hepburn. 

Si eso no convence a los cinéfilos, en particular a aquellos nacidos después de los 90 del siglo pasado para entender que el cine es cine y no plataformas digitales, Clásicos en pantalla grande también presentará la trilogía de El Padrino, del estadounidense Francis Ford Coppola, sin lugar a dudas la obra maestra por excelencia del cine negro, del cine de mafiosos, del cine de secuela.

La trilogía consagró desde su primera entrega a Marlon Brando y lanzó al estrellato a varias de mayores figuras de Hollywood del último medio siglo, en especial Robert de Niro y Al Pacino.

¿Más todavía? También se presentará en el ciclo una de las grandes epopeyas fílmicas, Kagemusha, la sombra del guerrero, de Akira Kurosawa, despliegue técnico, histórico y poético en lenguaje cinematográfico sobre la guerra y el poder en el Japón feudal. Una joya que ahora muy rara vez se puede ver en su majestuosidad en pantalla grande a lo largo de una vida.

Las películas de Wilder seleccionadas son Sabrina (1954), con Audrey Hepburn y Humprey Bogard; Una Eva y dos Adanes (Some like it hot, 1958), considerada la mejor comedia en la historia del cine, protagonizada magistralmente por Sugar Cane (Marilyn Monroe) y sus dos comparsas Tony Curtis y Jack Lemmon; El ocaso de una vida (Sunset Blvd., 1950), una feroz crítica a la decadencia de Hollywood, con clases sobrenaturales de actuación de Gloria Swanson y Erich von Stroheim, acompañados por William Holden, ex pareja de la Hepburn. 

También se programaron en la serie que concluye en noviembre Pacto de sangre (Double Indemnity, 1944), Bésame tonto (Kiss Me, Stupid, 1964) y Piso de soltero (The Apartment, 1960).

Como pilón a esta selección, también se incluyó otro thriller de mafiosos, Beso mortal (Kiss Me Deadly, 1955), de Robert Aldrich, con Ralph Meeker, Albert Dekker y Paul Stewart.

Las películas del ciclo de clásicos se proyectan los sábados, a las 20:00, y se repiten los domingos, a las 18:00 horas.

También en LaHoguera:

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones