Connect with us

Metrópoli

Francisco Sosa, la calle más antigua del centro de Coyoacán, “como zona de guerra”

Coyoacán Francisco Sosa
Foto: Melissa Tzitziki

Melissa Tzitziki Castillo

Desde febrero de este año entraron excavadoras a la calle Francisco Sosa, y a su paso la fueron destruyendo. En principio los vecinos pensaron que era una actividad de la delegación para mejorar la vialidad, pero al ver que la obra en lugar de beneficiar, deterioraba la avenida empezaron a sospechar que se trataba de otra cosa.

La excavadoras hicieron grandes grietas para meter tubería, la cuales se taparon, pero el suelo quedó irregular, lleno de baches, adoquines sueltos y una gran cantidad de polvo que hace imposible transitar por ahí sin un cubre bocas. Cuando llueve se quedan charcos estancados que luego se convierten en lodazales.

 

Deja balacera en Santo Domingo, Coyoacán, 2 muertos y 3 heridos

Los habitantes de la zona han manifestado su descontento; el polvo ha descompuesto mecanismos eléctricos de los autos, muchas personas han padecido enfermedades respiratorias, y las máquinas trabajan por las noches de las 19 horas a las 6 horas haciendo un ruido estruendoso que no deja dormir.

La responsable resultó ser la constructora Mexihom, la cual compró el lote ubicado en el número 105 que por muchos años fue un convento, según testimonio de vecinos, las monjas tuvieron que abandonar el inmueble porque ya no podían cubrir la cuenta predial.

La constructora planea hacer un fraccionamiento con 18 casas con un precio aproximado de 40 millones de pesos, la más barata . Por esta razón, abrió la calle para poner la red de drenaje para el nuevo condominio.

Cabe señalar que en el predio, expertos del INAH, identificaron la presencia de fragmentos cerámicos cuya temporalidad recorre cinco siglos.

Entre las piezas completas encontradas destacan ocho pequeños malacates para hilar, correspondientes a la citada ocupación tepaneca, además de 112 objetos modernos: clavos, canicas e incluso trozos de cerámica que se sabe pertenecieron a muñecas de porcelana de fabricación alemana, comercializadas en México durante el siglo XIX.

De acuerdo con información de la página del INAH este material arqueológico fue salvaguardado.

Las autoridades de la delegación informaron a vecinos que Mexihom obtuvo la licencia de construcción con la promesa de hacer obras en beneficio a la comunidad, a pesar de eso, su construcción sólo ha perjudicado a los habitantes de la calle, ensombreciendo el ambiente, deteriorado el suelo y ensuciando sus casas.

Después de casi dos meses, el miércoles 28 de marzo, representantes vecinales lograron que los responsables de la obra firmaran una carta donde se comprometen a limpiar la calle.

Para los vecinos esta obra sólo perjudica la zona, haciendo modificaciones a una calle de importancia histórica.

La calle Francisco Sosa empieza desde avenida Universidad a la altura de los Viveros de Coyoacán y termina en Tres Cruces, donde se conecta con el Jardín Hidalgo.

Fue trazada en el siglo XVI y ha sido llamada de varias maneras; Calle Real, Santa Catarina, Benito Juárez, hasta que adoptó su nombre actual.

En ella se encuentran 65 edificios considerados patrimonio histórico, entre ellos: la Casa del Sol, se presume que ahí Venustiano Carranza redactó parte de la Constitución Mexicana de 1917, una antigua estación de tranvía que ahora es una tienda de productos gourmet, la Casa de la Cultura Jesús Reyes Heroles, la Casa Alvarado ahora la Fonoteca Nacional que fue habitada por Octavio Paz.

Otros personajes representativos de la cultura e historia que vivieron en Francisco Sosa fueron: Diego de Ordaz, capitán español que acompañó en la conquista de México a Hernán Cortés, y el escritor Salvador Novo.

Por su importancia histórica, Francisco Sosa es visitada por turistas nacionales y extranjeros. En general antes de la obra de Mexihom la calle ofrecía un ambiente tranquilo, adornado de jacarandas y otros árboles frondosos que combinan de manera estética con las construcciones coloniales.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones