Connect with us

Nación

Qué es el feminicidio, cuántos se cometen en México y qué casos recordamos

Protesta_Trabajadoras_Sexuales-5
Foto: Cuartoscuro

Feminicidio: es el asesinato de una mujer por cuestiones de género. Es el homicidio que jurídicamente se reconoce como derivado de una violencia sistemática, especializada y con patrones comunes hacia las mujeres, y que actualmente se repite de manera constante en diferentes partes de la República Mexicana.

La especificidad del término

La activista Diana Russell definió este tipo de crimen como toda forma de asesinato que derive del sexismo: “los asesinatos realizados por varones motivados por un sentido de tener derecho a ello o superioridad sobre las mujeres, por placer o deseos sádicos hacia ellas, o por la suposición de propiedad sobre las mujeres”.

Según los protocolos de la Secretaría de Gobernación, el feminicidio se diferencia de otros homicidios porque el sujeto pasivo del crimen es mujer y el sujeto activo que ejecuta la violencia “pretende refundar y perpetuar los patrones que culturalmente han sido asignados a lo que significa ser mujer: subordinación, debilidad, sentimientos, delicadeza, feminidad, etc.”

Para que la justicia determine si un crimen se trata de feminicidio “se analiza si los agresores utilizaron referencias culturales para tomar la decisión. Es decir, se deben encontrar las ‘razones de género’, que se refieren a los motivos que hacen que el agresor ataque a una mujer por considerar que su conducta se aparta de los roles establecidos como ‘adecuados o normales’ por la cultura”, en términos de la Segob.

Como cualquier otro crimen, hay asesinatos de mujeres que no son feminicidios; para cada caso se tiene que hacer un análisis de los elementos culturales, jurídicos, políticos y relación con entre victimario y víctima para que se tipifique como feminicidio.

El feminicidio en México

Según la agencia las Naciones Unidas para la Igualdad de Género, en México mueren siete mujeres cada 24 horas, cada vez más relacionadas con violencias sistemáticas y referentes al género.

La organización presentó un informe en colaboración con el Instituto Nacional de las Mujeres, donde describió que en 2012 murieron 2 mil 769 mujeres por causas relacionadas con el género; en 2013 fueron 2 mil 613; en 2014 bajó a 2 mil 359, bajó en 2015.

En 2016 aumentó de nuevo la cifra a 2 mil 746 mujeres al año en todo el territorio nacional, principalmente lugares como el Estado de México y Chihuahua. Puebla también está marcada como una de las zonas más graves respecto a este problema.

Las Brujas de la Noche: las mujeres que pusieron de rodillas a los nazis

En tanto, en 2017 se cometieron 12 mil 811 asesinatos a mujeres, aunque aún no se tiene la cifra exacta de crímenes tipificados como feminicidios, debido a la discrepancia entre tipificaciones de un estado a otro y de un proceso judicial a otro.

Chihuahua es el único estado que no reconoce el feminicidio de manera jurídica.

Usando como ejemplo 2016, la ONU señaló que 48.4% de los asesinatos de mujeres (por todos los medios) fueron con arma de fuego, 17.2% por ahorcamiento y 16.6% con arma blanca.

Se apuntó que a diferencia del asesinato masculino, donde predomina la violencia con arma de fuego (67%), los asesinatos de mujeres suelen diferenciarse por el uso de tortura y variables como el ahorcamiento y el apuñalamiento, que ocupan 69%.

La Coordinación del Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio mencionó que un problema en las investigaciones jurídicas sobre este tipo de violencia es que las autoridades locales minimizan este tipo de crímenes porque consideran que las agresiones de estas características son normales, justificadas y aceptables: “Después de que son asesinadas de manera cruel e inhumana son objeto de campañas de desprestigio, de difamación, y esto deriva en la revictimización y estigma que justifica los hechos que protegen a los feminicidas, y una vez más se pondera la palabra de los agresores frente a un delito grave”.

Asimismo, en solo 10% de los casos los agresores son condenados, si es que estos no están dados a la fuga o simplemente no identificados.

Casos famosos de feminicidio

Lesvy Berlín, de 22 años de edad. El 3 de mayo de 2017 fue encontrado el cadáver de una joven en las inmediaciones del Instituto de Ingeniería de Ciudad Universitaria (UNAM), amarrado a una caseta de teléfono público.

El caso fue particularmente polémico por el choque de versiones entre investigadores, periodistas y familiares, quienes observaron signos claros de un asesinato, contra la versión de las autoridades, que relacionaron la muerte con un suicidio.

Valeria, 11 años. Fue encontrada con signos de violación en una combi en ciudad Neza, en la Ruta 40 del municipio.

La niña se subió a una combi para resguardarse de la lluvia; su papá la esperaría unas cuadras adelante en lo que mejoraba el clima. Sin embargo, el vehículo se desvió de su camino.

El cuerpo fue encontrado el 9 de junio en la calle Zunduga, en la Benito Juárez.

Juana Pedraza. El 7 de agosto fue encontrado su cuerpo en la carretera Naucalpan-Toluca. Estaba dentro de una maleta y tenía la cabeza cortada.

El principal sospechoso fue su pareja sentimental, José Javier, quien fue el último que la vio con vida.

Victoria Salas. El 2 de septiembre fue encontrada en una habitación de hotel de Coapa el cuerpo de Victoria, bajo el agua hirviendo de la regadera y con signos de mutilación.

Activistas destacaron la constante criminalización de la víctima, quien fue señalada como drogadicta y proclive a la violencia, por algunos medios de comunicación. Se destacó además la constante defensa de algunos ‘influencers’ a Mario Sáenz, principal sospechoso del asesinato.

Mara Castilla. El viernes 8 de septiembre fue encontrado el cuerpo de Mara en Puebla. En días anteriores, había sido recogida por un chofer del servicio de transporte Cabify. La joven, estudiante de la Universidad Popular Autónoma del Estado, salió de un centro nocturno; después fue secuestrada, transportada inconsciente a un hotel, abusada sexualmente y estrangulada.

’Calcetitas rojas’. El 18 de marzo fue encontrado en un terreno baldío en ciudad Neza el cuerpo de una niña a la que se le llamaría ‘Calcetitas rojas’. Los forenses determinaron que fue golpeada hasta la muerte.

El asesino, su padrastro, la golpeó en la cabeza porque no le avisó que se había hecho del baño.

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones

Copyright © 2017 - 2018 La Hoguera