Connect with us

A Fuego Lento

Entonces, ¿para qué gasta AMLO 4.7 mil millones en publicidad oficial?

AMLO publicidad oficial
Foto: Cuartoscuro

Hoy AMLO, bajita la mano, le dijo a los ‘medios tradicionales’ que simplemente ya no son vistos, mucho menos por el público joven al que él ha encomendado el futuro de la 4T. En su lugar, se volvió a desvivir en halagos hacia sus benditas redes sociales, en donde predomina el apoyo hacia su persona y escasea el rigor. Luego entonces, ¿para qué gasta el presidente 4.7 mil millones de pesos en publicidad oficial para esos medios que, según él, ya nadie ve?

El 17 de abril, cuando presentó los nuevos lineamientos de comunicación social, el vocero Ramírez Cuevas explicó que el gasto en publicidad oficial consideraría que ‘los medios utilizados en la difusión de campañas deben tener relación con el nivel de penetración en la población objetivo’. Un par de meses después, el mismo vocero anunciaría, por primera vez, la campaña ‘Juntos por la Paz’, para alejar a los jóvenes de las drogas.

Juntos por la Paz representó la primera campaña de publicidad de la 4T, dejando fluir la mayor cantidad de recursos económicos para radio, televisión, prensa y digitales. Los primeros tres, según dijo Andrés Manuel, no son consumidos por los jóvenes, es decir, la población objetivo de la misma campaña que se ha desvivido en catalogar como única en su tipo. Tanto que el pobre Ramírez la ha tenido que presentar otras 4 veces en las mañaneras.

Por otro lado, están las benditas redes sociales, convertidas en cámaras de resonancia de las mañaneras en donde se habla única y exclusivamente de lo que dice Andrés Manuel, con ciertos adendas amarillistas lo suficientemente fanatizados para atraer al público. Claro, insisten, todo de manera gratuita y por mera simpatía con la 4T, porque no son chayoteros, no son iguales, el león cree que todos son de su condición y demás frases coloridas que el presidente ha puesto de moda.

Entonces, si la población objetivo no consume los medios a los que se les está inyectando recursos porque prefiere ver a los porristas extraoficiales —y voluntarios— del presidente, ¿para qué gastar esos 4.7 mil millones en ese gasto corriente en épocas de austeridad y renovación moral de la sociedad? Sería interesante que esta pregunta se planteara en la plenipotenciaria mañanera, simplemente para aclarar quien está viendo las cosas mal aquí.

El presidente ya salió a defender a sus muchachos de la porra, asegurando que actúan de buena fe y que es falso eso de que factores externos les paguen por ir a difamar. Él mismo dijo, sobre esos sucios medios neoliberales, que a los ‘perros ya no se les amarra con longaniza’, luego de que, también, acusara de ‘muerden la mano de quien les quitó el bozal’. Bueno, ¿pues por qué esta polémica que, seguramente, no le va a gustar en lo más mínimo si se la plantean?

Comentarios

Publicidad

Síguenos en Facebook

Publicidad

Síguenos en Twitter

Publicidad


Publicidad

Recomendaciones